Paula Echevarría
La actriz Paula Echevarría es conocida por ir a la última en tendencias de moda. GTRES

Desde los azules oscuros y rojos hasta los esmeralda, la tendencia del tartán puede ser tan llamativa como discreta, según como te apetezca ir vestido. ¿Qué es el tartán? (no hablamos de la superficie para correr) El estampado escocés de toda la vida que asociamos a los uniformes del colegio, pero que cuando se lo ponen Jennifer Lopez, Sara Carbonero, Paula Echevarría o Gigi Hadid como que se ve de otra manera.  Abrigos, pantalones, faldas, chaquetas... hechos en tartán tienen ese ADN que huele a otoño-invierno.

💙

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) elDic 14, 2017 at 7:16 PST

Quienes abogan por looks más clásicos, como la duquesa de Cambridge, prefieren llevar el tartán con piezas simples como un jersey negro, una camisa de seda que haga contraste o unos pantalones lisos. Un tejido fácil de usar que es c-o-m-p-l-i-c-a-d-o llevar mal...

@saracarbonero #sara #saracarbonero

Una publicación compartida de Iker & Sara & Martín & Lucas (@iker_sara_martin_lucas) elFeb 3, 2018 at 4:41 PST

Los abrigos en tartán son otra de esas prendas que debes tener en tu fondo de armario. Los vemos por todas partes y para todos los bolsillos: desde Balmain hasta H&M y es una buena inversión porque puedes llevarlos con cualquier otra prenda y siempre van a lucir bien.

Para dar en el clavo solo debes tener en cuenta dos cosas: tu estatura y fisionomía. Es decir, cuanto más grande sea el patrón, más grande te hará lucir. Decántate por tonos más bien austeros como el azul marino o el verde botella si te preocupa llamar mucho la atención. El rojo va mejor con cuadrados más pequeños y si eres morena o pelirroja.

Como todo en la vida: si abusas el resultado no va a ser positivo. Ir vestido de tartán de los pies a la cabeza va a resultar excesivo. Incluye la tendencia con unos pantalones, abrigo, chaqueta, minifalda, pero evita un total look.

El mix and match

Entramos en el terreno mini faldero. Prenda versátil y favorecedora, la falda de tartán es un básico trans-estacional que se mueve entre lo remilgado y lo punk. Temporada tras temporada, regresa y es una de esas tendencias que nunca pasa de moda. Aunque las últimas versiones que se han lanzado de la falda escocesa no sabemos si merecen un hueco en nuestro armario.

This is #zaranewin | Checks on checks!

Una publicación compartida de ZARA Official (@zara) elEne 30, 2018 at 1:34 PST

Por favor, hay que desterrar la versión roja y negra que le encantaba a la cantante Avril Lavigne. Se admiten los calcetines por encima de la rodilla, medias oscuras, con las piernas desnudas...

Otra idea (sobre gustos no hay nada escrito) es apostando por sumarle otros prints. Esta tendencia comenzó a verse en 2013, y había mujeres que mezclaban por ejemplo una falda escocesa con un estampado de flores.

La estilista Giovanna Battaglia (todo un referente en el mundillo) fue vista en uno de los desfiles de la semana de la moda de París con una falda de tartán y botas altas de leopardo. Pero quizás esto solo sea apto para los amantes de la moda más valientes.

In Good mood during Paris Fashion Week Repost @stylesightworldwide

Una publicación compartida de Giovanna Battaglia Engelbert (@bat_gio) elDic 18, 2017 at 3:56 PST

Los diseñadores en ese afán creativo han querido imprimirle un toque moderno mezclando diferentes tipos de tartán para las prendas. JW Anderson, Gucci y Sacai lo enseñaron en las pasarelas y ya lo tenemos a precios populares en tiendas como Topshop y Zara.