Hoy se cumplen tres años desde la declaración del Parque Natural Hoces del Río Riaza (Segovia) por parte de la Junta de Castilla y León. La falta de disponibilidad de alimento para las aves carroñeras sigue siendo la asignatura pendiente, según denuncio WWF/Adena a través de un comunicado.
El Programa de Uso Público del Parque trata de regular las diferentes actividades dentro del parque

La Junta Rectora del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza (Segovia) aprobó el pasado mes de agosto el Programa de Uso Público del Parque, que regula las diferentes actividades de uso público. La Junta de Castilla y León culminaba así un proceso participativo en el que diferentes actores locales y entidades implicadas en la gestión (entre las que se encontraba WWF/Adena) debatieron y consensuaron el documento. No en vano, la Junta ya ha comenzado a desarrollar algunos de los aspectos que reúne el Programa de Uso Público, como la implantación de la Carta Europea de Turismo Sostenible o la instalación de un albergue de voluntariado ambiental.

Dicho Programa de Uso Público, junto a otros cuatro programas más (como el Socioeconómico o el de Investigación y seguimiento) configurarán el futuro Plan Rector de Uso y Gestión de las Hoces. El PRUG constituirá, de esta manera, la herramienta básica de gestión y planificación del Parque, siendo las Hoces del Riaza uno de los primeros espacios naturales de Castilla y León que están trabajando en su redacción.

Por otro lado, y a pesar de los esfuerzos realizados por la Junta de Castilla y León en la provincia de Segovia, la reducción en la disponibilidad de alimento, debido a la puesta en marcha del servicio de recogida de cadáveres para su incineración, continua provocando, por cuarto año consecutivo, malos resultados reproductivos en la colonia de buitre leonado de las Hoces del Riaza, de acuerdo al seguimiento realizado por WWF/Adena.

El número de parejas de buitres leonados ha descendido cerca de un 20% respeto a 2006

En este sentido, la relación de la falta de alimento con la baja productividad se estudiará en uno de los próximos trabajos de seguimiento científico que realizará la Junta en las Hoces, y que incluirá la captura, marcaje y radioseguimiento de buitres leonados.

El número de parejas totales de la colonia de buitre leonado en las Hoces ha descendido en cerca de un 20% respecto al 2006. Por su parte, el número de pollos volados no alcanza valores más halagüeños, habiéndose registrado en el 2007 un descenso de algo más del 38% respecto a la pasada temporada. A estos datos hay que añadir que este año se ha producido un desfase importante en el inicio de la incubación de la especie.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEGOVIA