Víctor Caramanzana en rueda de prensa
Víctor Caramanzana en rueda de prensa EUROPA PRESS

El presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Valladolid, Víctor Caramanzana, ha expresado su deseo de que las elecciones para renovar el Pleno de este organismo se celebren "cuanto antes".

Caramanzana ha explicado que aunque la Cámara de España es la que establece el año en que se deben celebrar los comicios en las distintas cámaras del país, la fecha en cada comunidad autónoma la fija el Gobierno autonómico, por lo que ha pedido a la Junta de Castilla y León que no agote el plazo para su convocatoria -que expira el 30 de septiembre-, tal como sería su intención, según publica este martes el Diario de Valladolid-El Mundo.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el presidente de la Cámara ha recordado que el actual Pleno se eligió en 2010 y de sus 52 miembros algunos han salido como consecuencia del cierre de empresas durante la crisis. Asimismo, y aunque ha reafirmado el "compromiso" del actual equipo directivo con el proyecto de la institución, ha abogado por que entre "gente nueva con ilusión y ganas" para completar el "proceso de renovación" y contar con un organismo "moderno".

También ha destacado que de celebrarse las elecciones a finales de septiembre, el nuevo Pleno tendría "menos tiempo" para "tomar contacto" con la Cámara antes de tener que elaborar los presupuestos para 2019.

En cuanto al argumento que, según la información de El Mundo, lleva a la Consejería de Economía y Hacienda a preferir agotar del plazo para poder culminar la tramitación de la ley regional de Cámaras de Comercio, Víctor Caramanzana ha precisado que no se trata de una norma "vinculante", de modo que pueden celebrarse elecciones sin necesidad de que ésta esté aprobada, ya que desde 2015 está en vigor el reglamento electoral que regula estos procesos.

RENOVACIÓN EN LA CÁMARA

El presidente ha situado estos comicios como el último paso del proceso de renovación que inició la Cámara con la desaparición en 2010 del recurso cameral que recibían estos organismos y que las ha obligado a autofinanciarse.

Así, ha destacado que el presupuesto para 2018 suma en torno a 4,5 millones de euros, "casi con cifras similares a antes de 2010, pero sin subvenciones". Por ello, ha defendido que económicamente la Cámara se encuentra "en un nivel óptimo" a pesar de las dificultades que atravesaron tras los cambios de financiación en medio de un proceso de inversiones entre las que destacaban la puesta en marcha de la Escuela Internacional de Cocina.

Caramanzana ha organizado la actividad de la Cámara en torno a tres ejes como son proyectos, servicios y formación, con nuevos proyectos como "la primera digitalizadora de Castilla y León" o "el primer master de Industria 4.0 de España".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.