La compañía ha instalado nuevos sistemas de protección, control y telemando en cuatro líneas de media tensión a 15 kilovoltios. Esta mejora tecnológica, que ha contado con una inversión de 80.000 euros, facilitará, según han destacado desde Endesa, la operatividad de las instalaciones y minimizará el riesgo de incidencia y el tiempo de reposición del suministro en este nudo eléctrico.

Los trabajos, que beneficiarán de forma directa a 2.000 clientes de la comarca, forman parte del programa de mejora de instalaciones desarrollado anualmente por Endesa con el objeto de consolidar la calidad de servicio.

Consulta aquí más noticias de Huesca.