Los más de cuarenta menores y una decena de monitores que desde el domingo estaban atrapados por la nieve en una casa de campamento de Saldes (Barcelona), donde estaban sanos y salvos y atendidos en todo momento, se encuentran ya de camino hacia sus casas, después de que a media mañana hayan sido evacuados.

Según ha informado Protección Civil, los jóvenes ya se encuentran camino de sus domicilios en el autocar que los ha ido a recoger en las inmediaciones de la casa de colonias, en la que se tuvieron que quedar a dormir el domingo y anoche ya que la nieve acumulada les dejó aislados en este refugio.

Hacia las 11.40 horas de este martes los equipos de emergencias han iniciado la evacuación de los menores y sus monitores, mientras que hacia las 12.20 horas han salido en ruta hacia sus casas.

Según ha informado Protección Civil, una vez que se ha limpiado y revisado el camino desde la casa hasta la carretera, los niños más pequeños del grupo han empezado a bajar hasta el autobús, que les espera en la carretera, en vehículos de Bomberos, Mossos d'Esquadra, Cruz Roja y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), mientras que los de más edad bajan caminando.

Los niños y adultos atrapados son miembros del Centro d'Esplai Parroquial de Premià de Mar (Barcelona).

El grupo, integrado inicialmente por 43 menores y una decena de monitores, tenía previsto abandonar el municipio de Saldes el domingo por la tarde, pero la intensa nevada atrapó el autobús en el que tenían que viajar, por lo que optaron por pasar la noche en la casa de campamento.

Desde el pasado lunes por la mañana, los ocupantes de la casa han sido asistidos por los Mossos, los Bomberos y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que han comprobado que niños y adultos se encontraban sanos y salvos, si bien uno de ellos, con fiebre, fue evacuado el lunes pasado.

El grupo contaba en la casa con luz, abrigo, comida y con el apoyo de efectivos de la Cruz Roja, que se han quedado con ellos durante la última noche.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.