Al menos 54 personas murieron y decenas resultaron heridas esta mañana en un atentado suicida cerca de la residencia del ex ministro de Interior paquistaní, Aftab Khan Sherpao, que resultó ileso, informaron fuentes oficiales.

Estaba rezando con mi hijo y mis sobrinos

La explosión tuvo lugar cuando el ex ministro recibía las visitas de amigos y allegados con motivo de la festividad islámica del Sacrificio del cordero en su finca de Charsadda, una ciudad situada en la conflictiva provincia de la frontera noroeste.

"Estaba rezando con mi hijo y mis sobrinos", declaró tras el atentado Sherpao, cuyo hijo resultó herido. El ex ministro de Interior se encontraba en la primera planta de una mezquita de su propiedad, a la que acudieron hoy a rezar unos 1.000 devotos y en la que, según la policía, se produjo la explosión.

Brutal atentado

Las fuerzas de seguridad investigan el brutal atentado, según informó al canal de televisión Dawn Tv el comisario de Policía S. Virk.

El pasado 14 de diciembre fue conocido un informe de la Célula Nacional de Gestión de Crisis que avisaba del peligro de atentados terroristas contra los máximos dirigentes del país. "Los terroristas podrían disfrazarse de mujeres o llevar uniformes militares. Cinco suicidas potenciales han entrado en la provincia del noroeste para dirigirse a sus objetivos", recogía el informe.

Sherpao ya resultó herido leve en un atentado suicida perpetrado el pasado 28 de abril durante un acto público en Charsadda, que causó la muerte de 29 personas, entre ellos varios miembros de su equipo de seguridad. El político fue ministro de Interior de Pakistán hasta el pasado mes de noviembre, cuando el presidente, Pervez Musharraf, nombró un nuevo gobierno interino con motivo de las próximas elecciones legislativas, previstas para el próximo 8 de enero.