Visita del subdelegado a Ricobayo
Visita del subdelegado a Ricobayo SUBDELEGACIÓN ZA

También se ha reunido el Comité de Implantación del Plan Emergencias de Presas (PIPEP), que coordina a las distintas administraciones y a la empresa para garantizar la seguridad de la población del ámbito de influencia de estas infraestructuras.

Ramón Delpuy García, ingeniero jefe de la Dirección de Generación Hidráulica del Sistema Duero de Iberdrola, así como otros responsables y técnicos de la empresa, han acompañado durante la visita al subdelegado del Gobierno en Zamora, al teniente coronel-jefe de la Guardia Civil y al técnico de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación, a quienes les han explicado el funcionamiento y demás peculiaridades de estas infraestructuras.

Coincidiendo con la visita del subdelegado del Gobierno se ha reunido el Comité de Implantación del Plan Emergencias de Presas (PIPEP), que está integrado por representantes de Iberdrola, de la Administración Autonómica, de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno.

Las centrales hidráulicas de Ricobayo I y II cuentan con una potencia nominal de 291 megavatios y forman parte del Sistema Duero, al que pertenecen otras centrales hidroeléctricas relevantes como Aldeadávila, Villarino, Saucelle, Castro o Villalcampo.

Una de las singularidades de la presa de Ricobayo, que también han podido contemplar, es la regresión de su aliviadero de superficie, que en sucesivos vertidos en el periodo comprendido entre el año 1933 y el 1939 erosionó casi un millón de m3 de roca, provocando una cazuela u olla de 100 metros de anchura y 100 metros de profundidad.

Asimismo, han visitado el Centro de Operación de Cuenca, desde el que se realiza el control y la supervisión de las 17 centrales hidráulicas que Iberdrola tiene en la cuenca del Duero.

Su diseño responde al concepto de operación telemandada de las instalaciones, disponiendo de modernos sistemas informáticos y de comunicaciones que permiten la operación segura y permanente, las 24 horas del día, los 365 días del año, como el auténtico comodín de la producción energética y el medio para asegurar que las necesidades de la demanda siempre sean satisfechas al instante.

La cuenca del Duero es la historia de una gran visión en la que participaron grandes emprendedores y tuvieron lugar algunas de las más extraordinarias actuaciones de la ingeniería civil del siglo XX en España. Una realidad fruto de decisiones de grandes mentes, de magníficos visionarios técnicos y empresariales que son, en buena medida, la base de la realidad actual de esta cuenca como productora de electricidad.

Consulta aquí más noticias de Zamora.