Renfe lanzará en 2019 un nuevo servicio de Alta Velocidad (AVE) de menos coste, con billetes entre un 20% y un 25% más baratos y que tiene como fin último atraer al tren a los viajeros jóvenes que ahora optan por alternativas de transporte como 'Bla Bla Car'.

El nuevo servicio se denominará EVA (AVE al revés) —un "nombre de mujer", según ha señalado este martes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna— quien detalló que comenzará a circular por la línea Madrid-Barcelona.

La estación de llegada y salida de Barcelona, sin embargo, no será Barcelona-Sants (como en el AVE tradicional) sino El Prat de Llobregat; una decisión de Fomento por su cercanía al Aeropuerto y su interconexión con otros modos de transporte (Rodalies, Metro, autobuses y taxis). Además, asegura que el 25% de la población del área metropolitana de Barcelona tarda menos en llegar a la estación de El Prat que a la de Barcelona-Sants.

Para que la estación de El Prat pueda albergar este nuevo servicio de Alta Velocidad, se acometerá una reforma de sus instalaciones que conllevará una inversión de dos millones de euros, y también incluirá la articulación de un aparcamiento para vehículos eléctricos.

Este nuevo servicio se lanza así un año antes de que en 2020 el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia y Renfe deba competir con eventuales operadores privados. "Queremos adelantarnos a este proceso de liberalización", indicó en este sentido el ministro durante la presentación del nuevo servicio. "Si permaneciéramos inmóviles, terminaríamos perdiendo el liderazgo que tiene España y es el momento de avanzar", añadió.

De momento Renfe pretende plantar cara a la competencia de los nuevos sistemas de movilidad compartida que promueven plataformas como 'BlaBlaCar' (que sí ofrecen un servicio puerta a puerta), toda vez que el AVE ya ha ganado la batalla al avión en los viajes dentro de la Península.

¿Qué características tendrá 'EVA'?

EVA ya tiene definidas sus características principales, que son un precio más "competitivo" y aprovechar las nuevas tecnologías para prestar un servicio personalizado y 'puerta a puerta'. De la Serna, sin embargo, explica que se terminará de definir el diseño, servicios y prestaciones en un proceso de participación abierto a los usuarios.

  • Línea Madrid-Barcelona. Renfe comenzará a prestar el servicio en esta línea porque es la que posee "mayor potencial de tráfico y posibilidades de transferencia de viajeros". No obstante, su objetivo es ir extendiendo progresivamente este servicio a otras líneas de AVE.
  • Cinco frecuencias al día por sentido. La oferta inicial será de cinco frecuencias diarias por sentido y prevé transportar cada año a 1,05 millones de pasajeros. Entre ellos, Fomento espera 'robar' 400.000 viajeros al coche y 250.000 serían fruto de la nueva movilidad que genere el servicio.
  • Un precio del 20% al 25% más barato. Los billetes serán entre un 20% y un 25% más baratos respecto al AVE convencional. Además habrá precio especial para "viajeros recurrentes" e incluso se sopesa articular una tarifa plana. "Se trata de que el viaje y el precio puedan configurarse en función de cada viajero aproximándonos al máximo en la personalización del servicio", apuntó De la Serna.
  • Conexiones 'punto a punto'. El nuevo servicio integrará todos los servicios de transporte urbano que se contraten con el billete de tren —como taxis, cercanías, metro, autobús o coche de alquiler— para ofrecer al viajero soluciones de 'punto a punto'.
  • Billete digital y wifi para los pasajeros. Los trenes ofrecen conexión inalámbrica a Internet ('wifi') y una comunicación continua con el viajero a través de una 'App', que aportará con información sobre el viaje, el trayecto y actividades de interés en el lugar del destino, entre otros aspectos. Además, el billete será sólo digital e incluso contará con identificación biométrica.
  • Servicios en los vagones. El tren contará con una sala infantil, espacios para viajes en grupo y un vagón multifuncional que sustituirá al vagón-cafetería. Además se podrá transportar mascotas y otro tipo de equipaje, como pueden ser unos esquís. Renfe remodelará tres trenes de AVE, dotándolos de vagones con mesas de seis asientos para que las familias y grupos puedan viajar juntos, lo que supondrá un aumento del número de plazas, desde las 316 actuales hasta 343, en función de la distribución que se adopte finalmente.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.