Un avión despega en el Aeropuerto de Almería
Un avión despega en el Aeropuerto de Almería EUROPA PRESS

En una nota, Aena ha explicado que desde su inauguración el 6 de febrero de 1968 tras invertir 350 millones de pesetas, las instalaciones de El Alquián han acogido más de 542.000 aeronaves, unas cifras que

señalan "su contribución al desarrollo turístico y económico de la provincia".

Desde que se pusiera en servicio, el crecimiento de su actividad "ha sido exponencial", ya que "la cifra de vuelos anuales se ha multiplicado por nueve, mientras que la de viajeros lo ha hecho por más de 50".

El aeródromo almeriense genera en la actualidad trabajo directo a medio centenar de empresas y más de 400 personas. El vínculo que esta infraestructura ha mantenido históricamente con la economía de la provincia se hizo patente ya durante el propio proceso de construcción, cuando, en pleno movimiento de tierras, sirvió de escenario improvisado para la industria del cine.

EL PRIMER VUELO CON 38 PASAJEROS

El primer vuelo comercial que acogió el Aeropuerto de Almería aterrizó dos días después de la inauguración, el 8 de febrero a las 17,30 horas. Se trataba de un Fokker F-27 de Iberia, procedente de Madrid que, bautizado con el nombre de 'Río Ebro', llegó con 38 pasajeros a bordo y todas sus plazas ocupadas.

Las conexiones con la capital de España adquirieron una frecuencia diaria en abril y con posteridad, se incorporaron nuevas rutas con destinos como Murcia, Barcelona o Melilla. En julio de 1970 se inauguró la primera línea aérea internacional regular Almería-Valencia-París, y cuatro años más tarde lo haría otra para conectar Almería con Londres. El verano de 1974 se iniciaron las operaciones de vuelos chárter con distintas ciudades europeas, que irían aumentando de forma progresiva.

A lo largo de la siguiente década, el Aeropuerto de Almería viviría un lento pero continuado desarrollo, de modo que a mediados de los 90 se amplió, adecuando el edificio terminal, el campo de vuelos, la central eléctrica, la plataforma de estacionamiento de aeronaves y la torre de control, a las nuevas demandas de tráfico.

Con esta actuación el aeródromo adquirió capacidad operativa suficiente para afrontar el incremento de la demanda que se derivaría tanto de la liberalización del mercado del transporte aéreo, como del nacimiento de nuevas fórmulas para viajar en avión, que llegaron de la mano de las compañías 'low cost'.

MÁS DE UN MILLÓN DE PASAJEROS CON LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS

El año 2005 marcó un hito, cuando coincidiendo con la celebración de los XV Juegos del Mediterráneo, el aeropuerto superó por primera vez la barrera del millón de pasajeros, una cuestión a la que también contribuyó la irrupción y el auge de las compañías de bajo coste.

Dos años después, en el marco de una coyuntura realmente favorable para el sector del transporte aéreo, el Aeropuerto de Almería cerró el mejor ejercicio de su historia, con más de 1,2 millones de viajeros. En 2007 arrancó también la transformación más ambiciosa vivida por este aeropuerto con una nueva ampliación.

La necesidad de adelantarse a crecimientos futuros aconsejaba la ejecución de un nuevo proyecto, cuya obras se prologaron hasta finales de 2010 y supusieron una inversión superior a los 37 millones de euros.

No obstante, la crisis económica que se desencadenó a mediados de 2008 truncó la positiva tendencia de las estadísticas de pasajeros, pasando factura al tráfico nacional y propiciando un ajuste de la oferta de rutas y frecuencias. Más del 65 por ciento de la actividad del Aeropuerto de Almería dependía de conexiones con origen o destino doméstico, por lo que Aena decidió lanzar varias líneas de trabajo que contribuyeran a reactivar el tráfico y lograr un reparto más equilibrado del mismo.

El trabajo de los últimos años se ha basado en la colaboración con las instituciones locales encargadas de la promoción turística y de negocios del destino Almería, la elaboración de estudios de mercado para localizar rutas con potencial, la asistencia a ferias internacionales para presentar a las compañías aéreas aspectos técnicos del aeropuerto, el establecimiento de tarifas aeroportuarias competitivas e incentivos a la captación de nuevas conexiones, y la puesta de precios más ajustados en los servicios que se ofrecen en tierra (en el aeropuerto) a las aerolíneas.

2017, EL MEJOR REGISTRO EN DIEZ AÑOS

Los resultados en cifras este plan de acción, el compromiso de las instituciones locales con la proyección internacional del destino Almería y el inicio de la recuperación económica han sido desde entonces los grandes sustentos de la reactivación del tráfico en el aeropuerto, que cerró 2017 con su mejor registro de pasajeros en casi una década, con 1.007.446 usuarios.

La contribución del tráfico foráneo al cambio de tendencia experimentado por el aeropuerto en los últimos años ha sido muy importante. Entre 2011 y 2017, la cifra de viajeros que volaron en conexiones internacionales se multiplicaron por más de dos, al pasar de 293.553 a 624.817.

Como consecuencia de ese notable incremento, el peso de la actividad internacional en las estadísticas del aeropuerto ha aumentado más de 24 puntos, ya que hoy aporta el 62,7 por ciento de los pasajeros.

Consulta aquí más noticias de Almería.