Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, el plazo de ejecución de los trabajos es de siete meses y las mejoras se realizarán en las estaciones de bombeo y en las tuberías, que tienen 25 años y se encuentran cerca del final de su vida útil.

El proyecto permitirá incrementar la capacidad de impulsión y transporte de aguas residuales desde la red municipal hasta la depuradora, que actualmente las recibe desde dos estaciones de bombeo y por las tuberías de impulsión asociadas. Con esta iniciativa se podrán atender las nuevas necesidades de caudal, optimizar el sistema de saneamiento y aumentar la garantía de funcionamiento de las instalaciones.

Este proyecto afecta al conjunto de la red de saneamiento en alta, aunque antes serán sustituidos como medida de urgencia los 500 metros de tuberías que más incidencias registran, cuyas obras ya se han licitado. Según el Govern, se iniciarán el próximo mes de abril por un importe de 392.814 euros.