La mitad norte peninsular sigue siendo la zona más afectada por la nieve caída, especialmente las comunidades de Castilla y León, Asturias, Cantabria y La Rioja, aunque también se están registrando problemas en Cataluña y Andalucía.

En Castilla y León, la provincia de Ávila es la que presenta mayor número de carreteras cortadas, un total de seis (Puerto de Castilla (N-110), la CL-505 (entre Ávila y Navalperal), AV-905 (San Martín del Pimpollar), Navalperal de Pinares (AV-501), AV-500 (Entre Urraca Miguel y Aldeavieja), Santiago del Collado (AV-932), seguida de León, con cuatro: Arbas del Puerto (N-630), Villablino (LE-481), Pola de Gordón (LE-473) y La Vecilla de Curueño (LE-321); con tres cada una Salamanca (dos en Candelario (DSA-191) y en La Hoya (DSA-180), Segovia (Valsaín (CL-601), El Espinar (SG-500) y Hontoria (SG-V-7212) y Burgos (Pineda de la Sierra (BU-820) y dos en Espinosa de los Monteros (BU-572).

Además, en Palencia se mantiene igualmente cortada la carretera en San Salvador de Cantamuda (CL-627).

DIECIOCHO CON CADENAS EN LEÓN

Además, otras 36 carretaras obligan al uso de cadenas, capítulo en el que la provincia de León cuenta con 18 de ellas, seguida de Ávila (9), Burgos (4), Soria y Segovia, ambas con dos vías afectadas, y Palencia, con una.

Las afectadas en León se encuentran en La Baña, Burón, Balboa, Caboalles de Abajo, Villablino, Murias de Paredes, Riello, Riaño, Aralla de Luna, Puebla de Lillo, Cármenes, Prioro, Rioscuro, León (CL-623), Oseja de Sajambre y Cabrillanes, mientras que en Ávila las vías que precisan cadenas se hallan en Muñana, Ávila (N-403 y AV-503), Mengamuñoz, El Barraco, Navalperal de Pinares, Aldeavieja, San Bartolomé de Pinares y San Martín del Pimpollar.

En idéntica situación, en Burgos, permanecen las carreteras en Pineda de la Sierra, Hontoria del Pinar, Espinosa de los Monteros y Bocos; en Segovia, La Granja de San Ildefonso y La Lastrilla; en Soria, Vinuesa y Ólvega, y en Palencia, en Cervera de Pisuerga.

Consulta aquí más noticias de León.