El portavoz municipal de Ciudadanos, Manuel Olivares
El portavoz municipal de Ciudadanos, Manuel Olivares CIUDADANOS

Para Manuel Olivares, el PSOE "no ha hecho frente aún a un problema que llegará el próximo 30 de marzo", pues, "actualmente, según tiene conocimiento el Ayuntamiento de manera oficial, el coste de la puesta en funcionamiento del metro es de algo más de 270 millones de euros, algo que según el convenio firmado supondría el abono durante 30 años de 29 millones de euros, es decir, 987.000 euros cada año".

Sin embargo, según ha apuntado Olivares, "el coste real del metro ha superado los 600 millones de euros, algo que de, ser así, significaría que, dentro de dos meses, el Ayuntamiento tendría que hacer frente a un pago de 2,6 millones de euros, o sea, 1,7 millones más de lo previsto".

Ante esto, el portavoz municipal de Cs ha instado al equipo de gobierno a aclarar la situación y a afrontarla cuanto antes "buscando el interés de los granadinos, que ya sufrieron bastante las consecuencias derivadas de la construcción y puesta en marcha del metro con cientos de negocios cerrados que aún hoy no se han recuperado y de los que parece haberse olvidado el PSOE, tanto aquí como en la Junta de Andalucía".

Olivares ha resaltado la necesidad de "estudiar la mejor opción para que el agujero económico que tiene el Ayuntamiento de Granada no se haga mayor, por tanto, a partir del próximo mes de marzo, que es cuando el Consistorio deberá acometer el primero de los treinta pagos anuales que tendrá que realizar por el metro".

El portavoz municipal de Cs ha pedido al concejal de Economía de Granada, Baldomero Oliver, que explique "qué cifra está contemplando actualmente para este concepto, y ha tendido su mano para trabajar en que el coste sea el que ya fue suscrito por la Junta de Andalucía y Ayuntamiento en un primer momento".

Junto a esto, ha recordado la necesidad de abordar en una comisión de seguimiento las posibles soluciones a otros temas abiertos tras la puesta en marcha de la infraestructura, como son el pago de las horas extraordinarias de los trabajadores, el listado de imperfecciones de las obras, el sobrecoste por el refuerzo de las líneas de autobuses debido al retraso del metro y los problemas derivados por la falta de un billete único, algo que el convenio recoge y no se solicita.

Consulta aquí más noticias de Granada.