Los dependientes empezarán a disfrutar en 2008 de más horas de atención en su domicilio. Con el fin de mejorar los servicios que se ofrecen a este colectivo, la Consejería de Igualdad y Bienestar Social firmó ayer un convenio con el Ayuntamiento por el que adelanta casi 550.000 euros para que el Consistorio preste la ayuda en casa a las personas sin autonomía personal a lo largo del primer semestre del año que viene.

La titular de este departamento, Micaela Navarro, señala que la mejora en la prestación de este servicio será evidente, ya que se pasará de unas cinco horas semanales de atención por paciente a entre 15 y 20 horas. No obstante, el Ayuntamiento desconoce a cuántas personas puede beneficiar el incremento del servicio.

La aplicación de la ley de Dependencia está siendo más lenta de lo previsto, pero poco a poco están llegando las ayudas prometidas a las personas que no pueden valerse por sí mismas. En el caso de Córdoba, son 390 los ciudadanos sin autonomía personal que disfrutan de alguno de los recursos de apoyo fijados en la normativa, según Navarro.

Suponen un 30% de las 1.300 peticiones de ayuda que han sido evaluadas por los técnicos. Estos profesionales han tramitado un 42% de las 3.042 solicitudes presentadas.

Además de la ayuda a domicilio, estos servicios son la concesión de una plaza en una residencia o una subvención.

Una normativa en plazos

La ley de Dependencia ha sido vendida por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como uno de sus grandes logros en esta legislatura. Sin embargo, los plazos de aplicación no se ha cubierto del todo. Desde el 1 de enero de este año los conocidos como grandes dependientes debían tener garantizados sus recursos de ayuda. Para 2008 tendrían que sumarse los dependientes severos.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA.