Los ritmos de la espiritualidad
Soweto Gospel Choir es otro de los coros de los que encabezan este año el Festival de Gospel.

Aunque en algún momento lo crea, si acude usted al espectáculo de Sjwana y The Children of God, no estará en mitad del momento álgido de una película de factura estadounidense. Será algo tan sencillo –si es que a la música que busca la comunicación directa con la espiritualidad se la puede considerar sencilla– como estar contemplando a uno de los mejores coros de gospel que se dejan caer por los escenarios europeos.

Quizás el conocimiento que el viejo continente tiene de esta música se vea reducido a los puntuales festivales y encuentros que se realizan a lo largo del año, y más en las fechas navideñas –tan dadas al repertorio del villancico y el candor de los conciertos orquestales–.

Byers continúa la tradición de Aretha Franklin y Etta James y desde que comenzó su andadura musical ha realizado una de las labores más importantes del medio oeste, fomentando nuevos talentos o relanzando algunas carreras que se habían quedado estancandas.

Sus giras se concentran en Estados Unidos y Europa y este año han actuado en el prestigioso Doc McKenzie.

* Mañana, a las 20.15 horas,  en la Casa Municipal de Cultura: Plaza Domingo Acebal, 2. Gratis.

La familia está en llamas

Sjuwana Byers nació en Cincinnati, en un ambiente muy religioso, y ella decidió enfocar esa espiritualidad hacia una vertiente musical. Formó así este coro familiar, Sjuwana Byers & The Children of God, y adoptaron desde ese primer momento el término On fire! (en llamas, literalmente) para definir su sonido. Varios discos editados e importantes premios son los rasgos que han hecho que Byers se gane la fama de la más trabajadora dentro de la escena gospel.