Con una pista facilitada por la lectora María Castillo Han cortado varias veces el cableado de los altavoces. Los vecinos del Realejo están divididos: por una lado, los comerciantes, en su mayoría de la calle Molinos, que han sido los promotores de poner altavoces en las calles que emiten villancicos durante la Navidad. Y por el otro, algunos residentes, molestos por el ruido de la música, hasta el punto de que han cortado varias veces los cables del hilo musical por las noches para sabotear la iniciativa. La asociación de vecinos del Realejo acordó, junto con los comerciantes de la zona, la colocación de cinco altavoces para emitir música navideña desde las 12.00 hasta las 14.00 horas, y desde las 18.00 hasta las 20.30 horas. «Esta idea surgió para animar el barrio en estas fechas», apunta la presidenta de la asociación, Carmen Nestares. «Si tienen algún problema con la música, que vengan a protestar a la asociación, no hay necesidad de que corten los cables», concluye. e. garcía