Según ha informado el Ayuntamiento, los hechos se han producido cuando una patrulla de la Policía Local observó por la calle Juan XXIII circulando en dirección hacia la calle Primero de Mayo a un vehículo con el maletero semiabierto por el que asomaba el manillar de una bicicleta, mientras uno de sus dos ocupantes intentaba sujetarlo para que no se abriera, lo que levantó las sospechas de los agentes, que procedieron a darle el alto

Tras realizar los agentes una inspección del interior del vehículo, encontraron numerosos objetos como dos patinetes eléctricos, una bicicleta infantil, 48 mecheros y tres botellas de anís con el precinto, todo con restos de sangre que al parecer procedían de una herida que tenía en una mano uno de los dos ocupantes del vehículo.

Los varones no aportaron dato alguno sobre la propiedad o procedencia de patinetes y bicicleta, por lo que la Policía Local trató de localizar su origen, utilizando como referencia una pegatina de los objetos que ofrecieron como referencia una tienda ubicada en la calle Almirante Lobo, donde se envió otra patrulla que comprobó que la misma había sufrido un robo y que se había accedido al interior a través de un cristal del establecimiento.

Los agentes localizaron a los propietarios que se personaron en el lugar y, tras inspeccionar la tienda, denunciaron que le habían sustraído dos patinetes y una bicicleta que coincidían en la descripción con las localizadas en el vehículos, por lo que procedieron a la detención de los presuntos autores, que fueron trasladados al Hospital Virgen del Rocío para que fueran asistidos, quedando posteriormente en dependencias policiales a disposición judicial.

En la identificación se comprobó que uno de ellos tenía 23 detenciones anteriores, y el otro, 22 por circunstancias similares. El vehículo utilizado fue intervenido y depositado en los almacenes municipales a disposición judicial, en tanto que los propietarios del establecimiento, se hicieron cargo del mismo tras ser informados de los trámites a seguir para formalizar la denuncia de los hechos.

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha destacado "la rápida intervención de los agentes, que lograron la identificación rápida de los presuntos autores de los hechos cometidos, y de la coordinación de los equipos de Emergencia Sevilla, que posibilitaron la resolución de la actuación con celeridad a pesar de que se habían cometido en plena madrugada".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.