Contenedores
Contenedores EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Bilbao, Ecovidrio y Ecoembes han puesto en marcha la segunda edición de Birziklatu!-¡Recicla!, la campaña de reciclaje de residuos urbanos dirigida a estudiantes de entre 16 y 18 años, que contará con la participación de 32 centros de secundaria y de formación profesional de la Villa, donde se trabajará la concienciación y sensibilización sobre la recogida separada de los residuos que se generan en el hogar.

Según ha informado el Consistorio bilbaíno, serán más de 1.600 chicas y chicos de entre 16 a 18 años quienes se involucrarán en los contenidos sobre el reciclaje de los residuos de ámbito doméstico de esta campaña, que ha comenzado este lunes y se llevará a cabo hasta el 31 de marzo.

Esta iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Bilbao, a través del Área de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público- Ecoembes y Ecovidrio, quiere incidir en la comunidad escolar por la vinculación que tiene este colectivo con aspectos medioambientales de ámbito cotidiano, sea desde su aproximación curricular o por su participación en proyectos de ámbito local.

El Ayuntamiento ha explicado que la razón por la que se ha fijado el foco de atención en estos niveles educativos reside en su proximidad a la juventud en la que desde su ámbito personal y/o profesional se hallarán en pautas de consumo reales y por tanto revisables desde la óptica de la excelencia medioambiental.

Los objetivos de la iniciativa son ampliar conocimientos en torno a los residuos urbanos, subrayando la jerarquía de los residuos (reducción y reciclado), e incidir en la importancia y responsabilidad que cada persona tiene con respecto a los residuos que generamos en el hogar concienciando y sensibilizando para asumir la necesidad de un compromiso personal en su solución.

También se busca estimular a quienes participen en la campaña de manera que se produzca un cambio actitudinal que favorezca una reducción en la generación de los residuos y una correcta separación de los generados, e implicar a toda la comunidad escolar en una acción a favor de la separación correcta de los residuos erigiéndose en portavoces de una sensibilidad medioambiental más sostenible.

Previamente al desarrollo de esta campaña, se ha trabajado con el profesorado a quienes se les presentado la campaña y los materiales de trabajo.

Desde el punto de vista pedagógico se han introducido elementos que resulten un estímulo para facilitar la participación en la campaña. Además, se ha potenciado la cercanía con respecto al alumnado mediante actividades participativas que buscan despertar la curiosidad y estimulen la reflexión.

Con carácter previo al inicio de esta acción, en las aulas se ha habilitado un blog de la campaña en el que se han volcado todos los materiales didácticos. La página contiene enlaces directos con las entidades impulsoras de la campaña (Ayuntamiento de Bilbao, Ecoembes y Ecovidrio) y materiales didácticos que se trabajarán en el aula en relación al reciclaje de los residuos.

Estos materiales consisten en fichas de trabajo destinadas al alumnado y al profesorado en las que se desgrana la jerarquía europea de los residuos, es decir, se trabajan contenidos para reducir la generación de los residuos, potenciar la reutilización de objetos a los que se puede dar un segundo uso y asegurar la correcta separación de los residuos para su posterior reciclado.

También se han desarrollado 9 vídeos (cada uno de ellos en su versión en castellano y en euskera) que dan cuenta de lo que sucede con nuestros residuos una vez que son depositados en sus respectivos contenedores o líneas de vertido. La finalidad de estos vídeos es la de dar a conocer el ciclo del reciclaje y desmontar falsos mitos sobre lo que ocurre con los residuos que se recogen separadamente a través de los contenedores específicos situados en la vía pública.

SESIÓN EN EL AULA

El trabajo que se desarrolla en el aula tendrá una duración de hora y media a dos horas y se realizará en tres partes. Así, se trabajarán contenidos sobre la reducción y la reutilización de los residuos. De esta manera y enfocando en un primer estadio la reducción de los residuos, se abordarán temas como las técnicas de venta que se llevan a cabo hoy en día para estimular el consumo.

En contraposición a esta realidad se discutirán en grupo las pautas de un consumo responsable que se verificarán ante una hipotética compra a la que se deberán enfrentar en una dinámica de grupo.

También se tratará la reutilización de ciertos objetos. A tal fin se visionarán una serie de imágenes y deberán pensar cuáles son las alternativas de reutilización que se les ocurren.

La tercera sesión y a la que más tiempo se dedicará, se centrará en trabajar la correcta separación de los residuos, el reciclaje, tanto en el ámbito doméstico como en el consumo diario. Es ahí donde se visionarán tres de los microespacios, los relacionados con el contenedor amarillo, el azul y el verde.

Posteriormente mediante un bingo realizado con los envases y residuos que habitualmente generamos en nuestros hogares deberán saber cuál es el destino que se da a cada uno de ellos.

LA CAMPAÑA, TAMBIÉN EN LOS HOGARES

Además, se repartirán 1.800 imanes para llevar a casa con realidad aumentada. Estos imanes tienen información genérica sobre los tres contenedores de referencia en la campaña (vidrio, envases y cartón y papel).

Según ha explicado el Consistorio, "el guiño y la novedad vienen de la información añadida gracias a la realidad aumentada, con la que se busca la complicidad del alumnado para que el tema de la separación de los residuos entre en los hogares bilbaínos".

Con el encargo de tener que responder a un cuestionario sobre lo que ocurre con los residuos que no se han trabajado en el aula, se brinda la oportunidad de visionar el contenido del blog de la campaña en una dinámica familiar ante el "atractivo" de la realidad aumentada.

EL RECICLAJE EN BILBAO

El Ayuntamiento ha destacado que Bilbao está obteniendo "buenos resultados" en aquellos residuos cuya recogida está "madura", especialmente vidrio y envases.

En 2017 destaca la implantación del quinto contenedor, bioresiduos, en los distritos 3 y 4 y una pequeña porción del 5. Su uso está siendo satisfactorio y se espera que este año 2018 se implante en el resto de Bilbao. Además, también ha aumentado la recogida de textiles (contenedor blanco) al expandirse este contenedor por toda la ciudad. También ha aumentado el reciclaje de envases y vidrio, aunque aún debemos concienciarnos más de la importancia del reciclaje.

Según el último informe del Observatorio Urbano de Barrios la valoración por la disponibilidad de contenedores para su reciclaje obtiene la puntuación más alta con un 7.

En el año 2017, la ciudadanía bilbaína recicló un total de 5.027,52 toneladas de envases ligeros y 11.590,87 toneladas de envases de cartón y papel a través de los contenedores amarillos y azules. Una media de 14,55 kg por habitante y año en envases ligeros y 30,55 kg por habitante y año en cartón y papel, datos que están por encima de la media nacional. La ciudad de Bilbao dispone de 1.450 contenedores amarillos y 1.201 contenedores azules.

Los bilbaínos reciclaron en 2017 un total de 7.506,81 toneladas de vidrio, una media de 21,73 kg por habitante y año, por encima de la media nacional de 16,18 kg por habitante y año (datos de 2016). Bilbao contaba en 2017 con 926 contenedores verdes instalados, lo que representa un ratio de un contenedor por cada 373 habitantes.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.