Ciervos, Caza
Ciervos, Caza EUROPA PRESS/RFEC

Concretamente, según el texto de la cuestión, consultado por Europa Press, los diputados de Cs Julio Díaz y Marta Escrivá recuerdan cómo el pasado mes de diciembre se producía la caza, en el marco de una montería, de 175 ciervos y muflones en la finca Jarrama, entre los términos municipales onubenses de Zufre y Nerva, perteneciente al Corredor Ecológico del Guadiamar, siendo este una zona de especial conservación.

La mencionada finca se encuentra alambrada con una malla cinegética de una altura de dos metros. A este respecto, Ecologistas en Acción remitió a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio una solicitud de apertura de expediente administrativo sobre las autorizaciones y permisos, así como los criterios de gestión del medio natural, que dieron lugar a esta "ejecución".

La finca, afectada por un grave incendio forestal iniciado el 8 de septiembre de 2017, que alcanzó un perímetro de más de 4.000 hectáreas, se quemó en un 75 por ciento de su superficie, quedando el pinar y encinar gravemente afectados y muriendo numerosos animales de la cabaña ganadera local, especialmente vacas y ovejas, y numeroso animales silvestres.

El terreno, según Ecologistas, está "completamente alambrado" con una malla cinegética de unos dos metros de altura y atravesado por la vía pecuaria que une el pueblo onubense de Campofrío con el sevillano de El Castillo de las Guardas. "Sin embargo, no tiene acceso público, paradójicamente, a pesar de ser una finca pública y una vía pecuaria", critican.

La actividad de caza realizada se ejecutó con la participación de entre 20 y 25 rehalas, lo que supone unos 350 perros, para acorralar a los ciervos y muflones "que no tuvieron vías de escape debido a la malla cinegética, ni siquiera por las zonas de barrancos". Esta situación "haría a muchos de los ejemplares morir de pánico y estrés embistiendo contra la malla".

"El argumento de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para autorizar esta actividad, que para nuestra organización es un exterminio, es la superpoblación de animales en una zona incendiada, cuya regeneración podría verse gravemente afectada por los hervíboros"; la asociación conservacionista considera que "una medida de gestión consistente en abatir animales que se encuentran en su ecosistema no es la respuesta que necesitan nuestros montes públicos".

Consulta aquí más noticias de Huelva.