Presentación
Presentación CEDIDA

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha presentado hoy lunes los detalles de este congreso junto a su promotor, Igor Lukic; la segunda teniente de alcalde y concejal de Tecnología, Marisa Zamora, y el consejero de Tecnologías de la Información del Cabildo de Tenerife, Félix Fariña.

José Manuel Bermúdez subrayó el interés que despierta este congreso entre los aficionados y los profesionales del mundo de las tecnologías, pues "aborda aspectos muy relevantes desde el punto de vista de la legalidad, de la seguridad de instituciones y empresas e, incluso, desde la ética".

En similares términos se expresó Igor Lukic, quien destacó el nivel de los expertos nacionales e internacionales invitados a esta quinta edición, "lo que nos ayudará a todos en Tenerife a mejorar nuestro nivel en materia de ciberseguridad".

Félix Fariña, por su parte, recordó que Tenerife está apostando por un modelo de economía digital y que se precisa una labor de concienciación "para evitar la vulnerabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que Tenerife es un destino turístico visitado por millones de personas al año y que debe ofrecer seguridad".

Marisa Zamora indicó que las tecnologías están inmersas en la vida cotidiana y que la utilización de datos, especialmente desde el ámbito público, debe ser muy cuidadosa con los temas de seguridad. "No podemos convertir en un riesgo la oportunidad que supone la administración electrónica, por lo que desde el Ayuntamiento estamos promoviendo la formación continua de nuestro personal en esta materia", añadió.

GRANDES EXPERTOS

Hackron se compone de una primera jornada de talleres y una segunda propiamente congresual y permitirá que un grupo de especialistas en seguridad informática intercambien su conocimiento y su experiencia con los 450 participantes inscritos que se confía en alcanzar.

El congreso cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Santa Cruz, así como del Cabildo; del Centro Criptológico Nacional, dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI); y del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), adscrito al Ministerio de Energía.

Entre los objetivos del evento se encuentra igualmente concienciar a nivel particular y empresarial de los retos que plantea la seguridad informática, un aspecto que cada día cobra mayor importancia en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Además, se pone en valor la tarea de los profesionales que se dedican a la Ciberseguridad,

que presentan sus últimas innovaciones y permite igualmente fomentar la captación de nuevos talentos.

Durante el encuentro, en el que participan hackers, expertos en seguridad informática, fuerzas y cuerpos del Estado, organismos públicos o amantes de las TIC, se abordarán cuestiones como el cibercrimen, técnicas de pentesting, respuesta de incidentes, hacking, estrategias de ciberseguridad o investigaciones tecnológicas.

EL RETO DE SANTA CRUZ

Una de las señas de identidad de Hackron es la organización, en cada edición, de un reto relacionado con el campo de la ciberseguridad, que despierte el interés y creatividad de los asistentes, a la vez que sirva como herramienta de formación y de puesta en práctica del conocimiento adquirido.

En esta ocasión, el reto diseñado por el Ayuntamiento consistirá en desafiar a los participantes a atacar y encontrar las vulnerabilidades en un portal de Participación Ciudadana donde se ha publicado un proceso participativo ficticio bajo el cual se anuncia que el Ayuntamiento ha reservado 100 millones de euros para construir en la ciudad, en el corazón de Tenerife, una obra emblemática y representativa. Una iniciativa pionera donde serán los propios vecinos y vecinas quienes decidirán con sus apoyos la obra a realizar de entre un conjunto de propuestas.

Este portal está accesible en http://participasantacruz.es y se proponen obras como una nueva línea del tranvía (del intercambiador a la playa de las Teresitas); un parque de Atracciones (60.000 metros cuadrados de atracciones y espectáculos); un parking inteligente (un garaje en edificación vertical mediante un sistema mecanizado en altura).

Entre las alternativas que se ofertan en este juego se encuentra la construcción de una noria de más de 100 metros de altura; la creación de un Silicon Valley, para fomentar los empleos en tecnología e innovación; la construcción de una fuente de 14 metros de altura; la puesta en marcha de un centro de alto rendimiento para formar y entrenar a los mejores jugadores de videojuegos o un parque flotante para dotar de áreas verdes la ciudad entre Auditorio, Castillo negro y el Parque Marítimo.

Esta iniciativa municipal pionera en las islas está dotada con un premio de 500 euros para el mejor hacker.