La flota pesquera de la provincia de Málaga, unos 200 barcos, lleva dos días amarrada en el puerto sin salir a faenar por el fuerte temporal de Levante, algo que ha ocasionado pérdidas de aproximadamente un millón de euros en el sector y que ya ha desembocado en que se disparen los precios del pescado al filo de la Navidad.

La última venta que efectuaron los pescadores fue el pasado martes, por lo que la mayor parte del pescado que se consume en Málaga es de fuera del Mediterráneo, según aseguró ayer el presidente de la Federación Provincial de Cofradías de Pesca de Málaga, Francisco Pastor.

A pie de puesto, el género pequeño de la provincia apenas se puede ofrecer en los mercados. Jureles, conchas finas, coquinas, almejas y gambas malagueñas son casi imposibles de encontrar y, especialmente, el boquerón. El pasado miércoles sólo un puesto de Atarazanas tenía boquerones para vender. Y los precios han aumentado mucho en las conchas finas (de 4,2 a 6 1) y las almejas (de 3 a 8 1).

Los caladeros de Portugal, Marruecos y Huelva, principalmente, están abasteciendo a toda la provincia y sólo algunos pescadores marbellíes –afrontando muchos riesgos– han conseguido pescar género fresco estos días. La esperanza de los pescadores es que hoy mejore el tiempo y puedan salir a faenar en el último día de trabajo antes de Nochebuena y Navidad.

«El Levante viene a por su sangría»

Los pescadores afirman que en Navidad el Levante suele llegar «a comerse» el dinero que tienen «para los roscos», en referencia al perjuicio que suele producirles en estas fiestas.

Una situación que comparan con la que se produce en torno al 19 de marzo, cuando se cita un conocido refrán del gremio: «Si no la da a la entrada, la da a la salida; el Levante viene a por su sangría».

En detalle

Tráfico marítimo en el Estrecho

La conexión por mar entre Málaga y Melilla, para transportar tanto personas como mercancías, se desarrolló con normalidad ayer. El mal tiempo sólo provocó algunos retrasos.

¿Cómo es nuestra flota pesquera?

La mayoría de la que faena en la provincia la componen los marisqueros (unos 80 barcos), los de arrastre (unos 60) y los de cerco (los restantes 60).