El puerto estrena atraque y estación marítima para que lleguen más cruceros
Vista exterior de la estación marítima de Levante, acristalada al completo, que funcionará desde enero. (M. Mesa)

Está diseñada para atender cinco cruceros al día y unos 5.000 pasajeros, de forma que podrían pasar por la nueva estación marítima de Levante 500.000 personas al año. La obra de la primera fase ha concluido (se inaugura el domingo) y comenzará a operar a finales de enero, junto al nuevo atraque Sur. Ambas infraestructuras son claves para aumentar el tráfico de cruceros y que Málaga se convierta en puerto base, dijo ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde.

La nueva estación consta de dos plantas que suman una superficie de 7.923 m2, repartidos entre vestíbulos, equipajes, almacenes, oficinas de operadores, controles, vestuarios y aseos.

Este año se cerrará con 285.000 cruceristas, un 27% más que 2006, por lo que, según Linde, se abren buenas perspectivas para la nueva estación. Con ella, la demanda estaría cubierta durante cinco años, por lo que la segunda fase comenzaría a ejecutarse cuando la necesidad obligue.

En cuanto al atraque Sur, se complementará con el Norte, en obras, y cuenta con 12 metros de calado.