Carmen Fernández falleció este jueves. A Carmen le fueron retirados sus dos hijos (Iván y Sara) de forma irregular por parte de la Junta, a la que los tribunales obligaron a pagar una indemnización de 1,7 millones de euros.

La Asociación Pro Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni ) defiende que Iván y Sara deben ser los herederos legales de esta indemnización.

La cantidad se encuentra en depósito judicial a la espera de la decisión final del Tribunal Constitucional (TC).

Prodeni califica la situación vivida por esta familia como una «enorme tragedia» y critica que Fernández se haya ido sin tener en sus manos lo que le correspondía debido a la lentitud de la justicia. «La Junta pudo hacer mucho por este caso y no lo hizo».