Un alumno de ESO, de 16 años, agredió el pasado miércoles a la salida de clase a una de sus profesoras a la que propino una patada y un puñetazo. Además, destrozó un calentador que había en el aula. La agresión ocurrió en el Instituto Velázquez donde estudian 1.100 alumnos. La docente, que se encuentra muy afectada y ha denunciado los hechos, no acudió ayer a clase. La dirección del centro ha contactado con los padres del alumno para exponerles las medidas disciplinarias que proponen aplicarle, como una expulsión cautelar mientras que se tramita el cambio de instituto del joven.