Por una subida de tensión. La Audiencia de Sevilla ha condenado a Sevillana Endesa a pagar 537 euros, más los intereses legales y costas procesales, a una usuaria a la que se le averió su ordenador por una subida de tensión en el suministro eléctrico. Los hechos ocurrieron el 20 de noviembre de 2004. La reclamante es la única parte que ha aportado pruebas, mientras que Endesa no aportó nada para acreditar que ese día no hubo incidencia.