Evolución de las temperaturas de enero
Evolución de las temperaturas de enero AEMET

Según ha informado la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en temperatura destacaron los dos picos cálidos de los primeros días del mes, y de los días 21 y 22. En este último episodio, se registraron 26,6 grados en València, que es la temperatura más alta registrada en la ciudad en un mes de enero desde 1896, año a partir del cual se tienen registros.

En precipitaciones, lo más destacado fueron los efectos del temporal de Levante de los días 27 y 28, con precipitaciones generalizadas en la mitad sur del territorio, que localmente llegaron a ser fuertes y acumularon más de 100 l/m2 en observatorios del interior norte de Alicante e interior sur de Valencia.

No obstante, hubo una "gran diferencia" entre las precipitaciones acumuladas en Alicante e interior sur de Valencia, zonas que presentan un "claro superávit" pluviométrico en enero, con los registros de la mitad norte, sobre todo del litoral de Castellón, donde no se llega ni a la mitad de lo que suele ser normal en enero.

Así, Aemet explica que el carácter "muy cálido" de enero obedece a dos picos cálidos centrados en los días 3 y 4, y en los días 21 y 22. En el primer pico cálido, las temperaturas más altas se observaron en el litoral de Castellón, con 26,4 grados en Vinaròs y 26,1ºC en Torreblanca el día 3, y 25,7 en el observatorio provincial de Castellón (Almassora) el 4.

La temperatura registrada en el observatorio de Castelló el día 4 es la tercera más alta registrada en un mes de enero, sólo superadapor los 27,4 grados del 7 de enero de 1982, y por los 26,4 del 13 de enero de 2004.

En el segundo pico cálido, el de los días 21 y 22 de enero, los registros más altos se observaron en el litoral y prelitoral de Valencia y Alicante, cuando se llegaron a alcanzar 27,2ºC en Elche; 27,1 en Llíria y 26,6 en València, que es la temperatura más alta registrada en la ciudad en un mes de enero desde 1869.

Por contra, los días más fríos fueron el 7, el 8 y el 9. La mínima de esos días llegó hasta -7ºC en Villena, -6,3ºC en Vilafranca y -6,2ºC en la Puebla de San Miguel.

LAS ZONAS MÁS CÁLIDAS

En general el mes ha sido más anormalmente cálido en el norte que en el sur, con observatorios como Vilafranca, Atzeneta del Maestrat, Vinaròs o Morella que tienen una anomalía media mensual de temperatura superior a dos grados, también en el prelitoral sur de València se superan esos grados de anomalía media mensual. En el otro extremo, las anomalías de temperatura más bajas se han observado en localidades de la provincia de Alicante.

En cuanto a lluvias, la precipitación acumulada ha sido de 50,3 l/m2, un 18% superior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (42.5 l/m2). Sin embargo, las precipitaciones de enero han tenido un reparto "muy desigual" debido a que básicamente se acumularon en el temporal de levante de los días 27 y 28, que afectó a la provincia de Alicante y al interior sur de la de Valencia.

Gran parte de la provincia de Castellón quedó al margen de ese temporal, y sólo la nevada que afectó a Els Ports el día 26, que acumuló casi 20 centímetrps de espesor en Morella, dejó cantidades significativas en el extremo norte de la provincia. Por provincias, la anomalía de precipitación de cada una de ellas durante el mes de enero ha sido de Castellón, un 30% menos; Valencia, un 17% más y Alicante, un 126% más.

De esta forma, enero de 2018 es el décimo primero más húmedo desde 1950. Aunque el día 6 de enero hubo precipitaciones en gran parte del territorio, que localmente fueron acompañadas de nieve, y en algún punto como Elda y Petrer estuvieron acompañadas de tormenta y granizo, con un espesor de tres centímetros, las precipitaciones másimportantes se registraron los días 27 y 28.

Estas lluvias estuvieron generadas por una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), que unido al flujo de viento húmedo de levante dieron lugar a un temporal con precipitaciones generalizadas en la mitad sur del territorio, que localmente llegaron a ser fuertes y acumularon más de 100 l/m2 en observatorios del interior norte de Alicante e interior sur de Valencia.

Estas precipitaciones estuvieron canalizadas por un "potente chorro" de viento en capas bajas, perpendicular a los relieves prelitorales y del interior, y que además generó rachas de viento que en algunos puntos superaron los 80 km/h, además de mar muy gruesa en aguas costeras de València con olas que superaron los cuatro metros.

Los valores más altos de precipitación en el mes de enero se han registrado en zonas de montaña del sur de Valencia y del interior norte de Alicante como Barxeta, con 154 l/m2; La Drova, con 125,6l/m2; Barx, 123,6 l/m2 o Alcoi, 110,8 l/m2. En el otro extremo, en algunos observatorios del litoral de Castellón, y del norte de Valencia, las precipitaciones del mes han sido inferiores a 20.0 l/m2.

Consulta aquí más noticias de Valencia.