Los investigados, al ver a los agentes, realizaron una maniobra evasiva. La patrulla dio el alto al vehículo para identificar a los ocupantes. Resultaron ser dos varones de 32 y 23 años , a los que les constan numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio.

De hecho, uno de ellos ya fue detenido el pasado mes de diciembre, cuando estaba subido en la copa de un pino mientras cogía piñas.

En el interior del vehículo en el que viajaban llevaban varios sacos con piñas. A ninguno le constaba la autorización pertinente para la recogida y transporte de piñas en la zona. Tampoco acreditaron la lícita procedencia de las mismas, según han señalado desde la Subdelegación del Gobierno.

La Guardia Civil ha instruido las diligencias policiales a los detenidos, en calidad de investigados, como supuestos autores de un delito de hurto de 200 kilogramos de piñas. Mientras, los agentes realizan las gestiones oportunas para localizar al legítimo propietario de las mismas.

Consulta aquí más noticias de Segovia.