Peaje de la AP-4.
Peaje de la AP-4. ARCHIVO

Ante los medios de comunicación, Verónica Pérez ha reaccionado a las últimas declaraciones del ministro de Fomento respecto al futuro de la autopista AP-4, lamentando que Íñigo de la Serna "ratifique" la posición adoptada recientemente por su departamento, respecto a buscar acuerdos políticos para los peajes próximos a su vencimiento.

"No hacen falta más pactos ni más acuerdos, porque no queremos más excusas, sino que se liberalice ya el peaje de la AP-4", ha aseverado Verónica Pérez, advirtiendo de que el caso de esta autopista que conecta las provincias de Cádiz y Sevilla es "indignante".

Y es que según ha reiterado, mientras el 31 de diciembre de 2019 expira la última prórroga de la concesión gracias a la cual la empresa Abertis gestiona y explota esta infraestructura clave para las conexiones entre dichas provincias, esta autovía acumula ya unos 50 años de peaje y la inversión acometida en su momento por el sector privado está "más que amortizada". "Hemos pagado sobradamente", ha enfatizado.

QUE LO "DIGA CLARAMENTE"

Por eso, ha reclamado de nuevo al ministro de Fomento que "diga claramente que va a liberar el peaje", pues los habitantes de Cádiz y Sevilla, según la dirigente socialista, no están dispuestos a "aguantar más excusas, más plazos ni más patadas adelante". Y dado que el ministro "no se compromete" a ello, Verónica Pérez ha manifestado que los socialistas redoblarán su presión política, con nuevas iniciativas en el Congreso y el Senado en demanda de la supresión del peaje de la AP-4.

Y es que la eliminación del peaje de la AP-4 constituye una reivindicación histórica de la comarca del Bajo Guadalquivir, especialmente a cuenta de la saturación y siniestralidad de la carretera nacional N-IV, que también conecta Sevilla con Cádiz pero cuyas incomodidades son manifiestas.

Actualmente, el Ministerio de Fomento promueve la duplicación del tramo de 8,3 kilómetros de la N-IV comprendido entre Dos Hermanas y Los Palacios, mediando el compromiso del Gobierno central del PP de no permitir nuevas prórrogas de la actual concesión administrativa mediante la que Abertis gestiona y explota la AP-4. Dicha concesión expira el último día de 2019, con lo que 2020 arrancaría con la reversión de la infraestructura al dominio público, a expensas de que lo suceda a continuación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.