Según los pliegos de las licitaciones, recogidos por Europa Press, la finca ubicada en el número 71 de la calle Villaverde, en Padre Pío, cuenta con 70 metros cuadrados, una altura máxima permitida de dos plantas y una edificabilidad máxima de 154 metros cuadrados. Sale a la venta por 19.830,58 euros.

El otro espacio que sale a venta forzosa está en el número 32 de la calle Modesto Abín, en el Cerro del Águila, y cuenta con un precio de 56.541,37 euros. Dispone de 135 metros cuadrados, con una edificabilidad máxima en tres plantas de 337,5 metros cuadrados.

Asimismo, la mesa de contratación prevista para principios de febrero ha anulado apertura de las ofertas tanto del inmueble de la calle Gaspar Calderas, como de Ambrosio de la Cuesta, ambos en Bellavista, ante la ausencia de licitadores.

El primero de los inmuebles, en el número 9 de la calle Gaspar Calderas, salía a la venta por 56.701 euros y era un inmueble, sin catalogación, que dispone de una superficie de 125 metros cuadrado, una altura máxima permitida de tres plantas y una edificabilidad teórica máxima sobre rasante de 321 metros cuadrados.

Respecto al inmueble del número 46 de la calle Ambrosio de la Cuesta, que tampoco cuenta con catalogación, salía a licitación por 67.251 euros. Ocupa una superficie de 160 metros cuadrados y tiene una altura máxima permitida de tres plantas y 381 metros cuadrados de edificabilidad.

Todas estas ventas forzosas se realizan mediante un procedimiento abierto para su ejecución por sustitución del propietario incumplidor del deber de edificar y con destino a los usos permitidos por el planeamiento.

En este contexto, el propietario incumplidor está imposibilitado para iniciar o proseguir el proceso de edificación y de obtener licencia y, en consecuencia, no podrá concurrir a la licitación ni tampoco mediante persona interpuesta, al resultar contrario al objeto y finalidad de la misma.

Por útimo, la mesa de contratación relativa a la venta del número 31 de la calle Juan de Zoyas, en la Huerta del Pilar, con un importe de 166.371,84 euros, ha quedado aplazada. El inmueble, con una altura máxima permitida de tres plantas, dispone de 96 metros cuadrados y una edificabilidad máxima de 230,4 metros cuadrados.

MORATORIA DEL DEBER DE EDIFICAR

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado en diciembre la concesión de una moratoria de un año para el deber de edificar para los propietarios de las fincas inscritas en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, algo de lo que quedan excluidas aquellas propiedades que formen parte de la zona declarada como conjunto histórico.

De hecho, entre 2014 y 2017, el Ayuntamiento ha llevado a cabo 63 concursos por venta forzosa de solares ante el incumplimiento del deber de edificar de sus propietarios. De los 13 relativos al centro, 12 han sido adjudicados, con presentación de ofertas por parte de siete u ocho licitadores, mientras que de los 50 concursos restantes de solares en la periferia, un total de 44 han quedado desiertos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.