Viviendas ocupadas de la calle Fray Isidoro de Sevilla.
Viviendas ocupadas de la calle Fray Isidoro de Sevilla. EUROPA PRESS

El colectivo promotor de la ocupación de las viviendas correspondientes a los números 2, 4 y 6 de la calle Fray Isidoro de Sevilla, en el barrio de la Macarena, prevé celebrar este martes una reunión con el departamento de la Defensora de la Ciudadanía del Ayuntamiento de Sevilla, dentro de la ronda de contactos emprendida para reclamar la "intermediación" de las instituciones frente a la propiedad de los inmuebles ocupados, que pertenecerían a la marquesa de Lebrija.

Uno de los portavoces del colectivo ha explicado a Europa Press que merced a dicha ronda de contactos, estas personas se habrían reunido ya con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, y con responsables de la Oficina por el Derecho a la Vivienda del propio Ayuntamiento de Sevilla. Ya para este martes a las 10,00, según este portavoz de la bautizada como Corrala Dignidad, habría sido fijada una reunión con la Defensoría de la Ciudadanía, un organismo municipal presidido por Rosa Muñóz Román.

TAMBIÉN A LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Las solicitudes de reunión habrían sido enviadas también a los grupos políticos del Ayuntamiento hispalense, si bien según este miembro del colectivo de ocupas "sólo han respondido Participa e IU". En cualquier caso, toda esta ronda de contactos tiene como objetivo que las instituciones "intermedien" en el conflicto derivado de esta ocupación.

Y es que el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla ha encausado por un presunto delito de usurpación a cuatro de los activistas de este colectivo, a cuenta de la ocupación de las viviendas correspondientes al número dos de la calle Fray Isidoro de Sevilla.

Mientras el colectivo reivindica el acceso "digno" a la vivienda, la citada instancia judicial había fijado para el pasado 19 de enero el juicio previsto para resolver los cargos que pesan contra estas personas, si bien la vista oral fue finalmente aplazada al 15 de febrero.

LA CORRALA DIGNIDAD

Este colectivo de activistas por el derecho a la vivienda, auto bautizado como Corrala Dignidad, reivindica el acceso "digno" a la vivienda y protagonizó el incidente vivido durante la sesión plenaria de diciembre del Ayuntamiento de Sevilla, mientras se debatía una moción de Participa Sevilla en demanda del cumplimiento de múltiples acuerdos plenarios pendientes de ejecución.

Un grupo de miembros de este colectivo que asistía a la sesión plenaria en calidad de público se levantó de sus asientos y, coreando la consigna de "derecho a techo" y alzando pancartas, avanzó hacia el espacio del salón de plenos donde están instaladas las bancadas de los concejales. El Gobierno socialista del Ayuntamiento hispalense, en ese sentido, acusa a los miembros de esta protesta de un "intento de saltar los controles y acceder a la bancada de los concejales", mientras después de que estas personas fuesen firmemente desalojadas del salón de plenos, Participa e IU criticaban la actuación "a golpes" de la Policía Local.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.