Un camión parado en las proximidades del peaje del Túnel del Cadí.
Un camión parado en las proximidades del peaje del Túnel del Cadí. ACN

El temporal de nieve mantiene cortadas cinco carreteras y obliga a circular con cadenas en unas cuarenta vías de la red viaria del Pirineu y Preprineu, según informa el Servicio Catalán de Tránsito.

Las carreteras cortadas son la BV-4024 al Coll de Pal  y la BV-5114 en Campins; la C-38 en Molló a Coll d'Ares, a la GIV-4016, en Toses; y la C-28 de Naut Aran a Port de la Bonaigua. Respeto la C-25 en Santa Coloma de Farners y en Espinelves ha quedado reabierta alrededor de las ocho de la mañana.

Por otro lado, la C-16, que este domingo concentró muchos problemas para circular debido a la acumulación de nieve y los vehículos que no disponían de equipamientos -especialmente a la zona del túnel del Cadí-, ha quedado normalizada, a pesar de que todavía hacen falta cadenas de Bagà hacia Puigcerdá. Por otro lado, la circulación ferroviaria de la R3 se encuentra interrumpida entre Ripoll y Puigcerdá.

Como consecuencia de la nieve, esta madrugada los Bomberos de la Generalitat y los Mossos d'Esquadra han rescatado un grupo de 60 estudiantes atrapados en la carretera de Toses hacia la Molina y han sido trasladados a un hotel.

Según informa Renfe, a las 07.36 horas el servicio ha quedado interrumpido entre los dos municipios. Se han visto afectados el convoy con salida de Puigcerdá a las 06.17 h y llegada en l'Hospitalet de Llobregat a las 09.09h, que finaliza el recurrido en Ribes de Freser y el tren con salida de Puigcerdá a las 07.27h y llegada en la Hospitalet a las 10.33 h, que inicia el trayecto en Ripoll.

Hasta que no se pueda garantizar el paso por carretera en este tramo no se podrá establecer un servicio alternativo, por lo que el servicio de la línea R3 se realiza hasta Ripoll.

El temporal ha obligado a cerrar varias escuelas y a cancelar rutas escolares, con afectación a 2.039 alumnos, de los cuales la mitad pertenecen a la Cerdaña. En esta comarca, han quedado suspendidas todas las rutas escolares, a pesar de que las escuelas e institutos de Puigcerdá han abierto sin que se imparta actividad lectiva, así como en Alp y Llívia. En el Ripollès, el Consejo Comarcal ha suspendido 16 de las 23 expediciones, con 175 alumnos afectados. En la Cataluña Central, ha quedado suspendido el transporte escolar en el Alt Berguedà, junto con otros cómo al Moianès, en Osona, hasta un total de 402 alumnos afectados, según el Departamento de Enseñanza. En las comarcas de Lleida, se han visto afectadas un total de 44 rutas y 462 estudiantes.

Además, en el Berguedà, el municipio de Sant Julià de Cerdanyola se ha quedado sin suministro eléctrico y esta mañana se gestiona que una máquina llevaneus limpie la BV-4021 para que Endesa pueda traer un equipo electrogen, según informa Protección Civil.

En el Ripollès, tampoco hay transporte escolar a las cotas altas de Primaria y Secundaria y en Campdevànol; en el Solsonès tampoco hay en la zona norte (Coma-Solsona) y en la Alt Urgell ha quedado suspendida la ruta entre Tuixent y La Seu; entre La Vansa Tuixent y Escala la Seu; entre Estamariu y la Seu y, por último, en algunos tramos entre Lles-La Seu hasta Martinets y Vicis-La Seu a partir de la Fragua de Moles.

En cambio, en la Val d'Aran no constan incidencias relacionadas con el transporte escolar.

Por todo ello, Protección mantiene activada la fase de alerta del plan Neucat.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.