Al menos 17 personas han muerto y decenas resultaron heridas la noche del jueves por varias explosiones debidas al parecer a una fuga de gas en unos grandes almacenes en el centro de Freetown, según informaron fuentes médicas.

La cadena de explosiones se originó cuando se registraba una gran afluencia de público que hacía sus compras navideñas, en un edificio que alberga numerosos comercios, situado en el centro de la capital de Sierra Leona, en la calle Free Street.

Numerosos ciudadanos han acudido para donar sangre para las víctimas

Fuentes médicas informaron a la cadena de televisión británica BBC de que pueden ascender a medio centenar los muertos, entre ellos varios comerciantes nigerianos y libaneses.

Personas atrapadas

Tras la primera explosión, en una tienda de ropa, que posteriormente, se incendió, y que causó las posteriores deflagraciones, muchas personas han quedado atrapadas dentro del edificio, que ha quedado seriamente dañado.

Bomberos y equipos de socorro intentan rescatar a las personas atrapadas y retirar los restos humanos que han quedado esparcidos por la zona siniestrada, para su posterior identificación.

Los heridos han sido trasladados a hospitales de la capital, donde numerosos ciudadanos han acudido para donar sangre para las víctimas, muchas de ellas muy graves.