Salvados
Imagen del exterior de la granja de cerdos visitada por 'Salvados'. LA SEXTA

El último programa emitido de Salvados, este domingo en La Sexta, pretendía mostrar lo que hay detrás de algunos sectores de la industria cárnica y uno de los momentos más impactantes fue cuando emitieron imágenes de una granja de cerdos.

Las imágenes, muy duras, enseñaban un criadero de cerdos de Cefusa, empresa proveedora y perteneciente a El Pozo. Precisamente esta última compañía ha querido hacer algunas "consideraciones" sobre la emisión del programa de Jordi Évole.

En un comunicado, El Pozo asegura que "los animales que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena de producción de El Pozo Alimentación. Los controles estipulados por la legislación española y por la propia empresa hacen inviable esta posibilidad".

"Las imágenes grabadas corresponden a un área de recuperación sanitaria, es decir, que son animales que tienen algún tipo de malformación o enfermedad de nacimiento, que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora y, si no se produce, llevar a cabo su sacrificio sanitario", explica la compañía El Pozo.

De hecho, según la empresa de alimentación, "los animales que aparecen en las imágenes grabadas fueron sacrificados sanitariamente en la propia granja, conforme a la legislación, y no han entrado en la cadena de producción de El Pozo, como el programa deja entrever".

"El Pozo Alimentación y Cefusa tienen la conciencia tranquila tanto en lo relativo al Bienestar Animal como en materia de Seguridad Alimentaria", dice la compañía, que se remite a sus certificados de calidad y controles y que "se desvincula absolutamente del contenido emitido por el programa, para cuya elaboración se han utilizado imágenes capciosas que distorsionan totalmente la realidad sobre la actividad empresarial de la compañía".

"El código ético y deontológico establecido en la ganadería española obliga al granjero a intentar recuperar sanitariamente a cualquier animal que a lo largo de su vida pueda sufrir un defecto físico antes de que se determine su eliminación bajo control sanitario", explica El Pozo, que asegura que esa granja era el lugar donde se intenta esa recuperación.