Francisco Sánchez Zamorano
Francisco Sánchez Zamorano EUROPA PRESS

El presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, Francisco Sánchez Zamorano, destaca "el beneficio reportado" que ya se percibe sobre la nueva Ciudad de la Justicia, así como las opiniones "altamente positivas" con este traslado, que califica como "modélico en su planeamiento y perfecto en su ejecución".

En una entrevista con Europa Press, Sánchez Zamorano explica que una vez que la Audiencia Provincial, que fue la última en trasladarse, se acomodó en el nuevo edificio, visitó la práctica totalidad de los órganos y pulsó la opinión de los jueces titulares de los mismos, de los letrados de la Administración de Justicia y de los funcionarios, "pudiendo captar en general una muy favorable impresión".

Al respecto, elogia que el traslado "modélico y perfecto" -culminado a principios de diciembre- desde la sede principal del viejo Palacio de Justicia y desde las ocho sedes judiciales restantes, es decir, "un traslado de tamaña envergadura", "en buena parte hay que colocarlo en el haber de la administración prestacional, concretamente en todo el personal de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, especialmente de la Delegación de Córdoba, así como en la empresa adjudicataria de la mudanza".

No en vano, precisa que "no ha habido que suspender ningún juicio", de manera que "la actividad judicial, con sólo un día de parón en cada órgano, se ha sucedido sin solución de continuidad", algo que valora como "sencillamente asombroso". Además, subraya que "no ha habido incidencia digna de mención, no se ha extraviado nada", después de que "se han movido 140.000 cajas de documentación y otras 70.000 de material de oficina".

Entretanto, señala que "los cambios se afrontan siempre con cierto recelo", de modo que "es consustancial a la condición humana la inicial resistencia a cualquiera de ellos", entre ello "el miedo a lo desconocido y la incertidumbre ante lo nuevo", cita el magistrado, quien asegura que "cuando la situación nueva es asumida y se nota la mejora sustancial que conlleva, ya nadie se acuerda de aquella inicial actitud de oposición, y sólo se percibe, más o menos explícitamente, el beneficio reportado".

En este sentido, declara que las opiniones, "salvo puntuales reparos, alguno que otro procedente de críticas poco fundadas", son "altamente positivas, como no podía ser de otra forma ante el evidente logro que para ciudadanos, justiciables y profesionales supone tener concentradas en un moderno y eficiente edificio -de significativa belleza- las nueve sedes judiciales hasta hora existentes que se hallaban desperdigadas por la ciudad".

En opinión del magistrado, "la optimización de los recursos y el ahorro de tiempo salta a la vista", al tiempo que asevera que "nadie puede negar que la prestación del servicio público de la justicia se ve así muy mejorado de cara al ciudadano".

En cualquier caso, considera que "la inmensa mayoría de esos reparos no son verdaderamente tales, sino incidencias propias de un edificio nuevo, de extraordinarias dimensiones, que necesita su lógica puesta a punto, y en cuya tarea se observa la mejor disposición por parte de la Consejería y de su Delegación en Córdoba".

Igualmente, puntualiza que "lo más reseñable de esta moderna infraestructura es su vocación de futuro", es decir, "su diseño para asumir la nueva oficina judicial y su capacidad para que en ella encuentre acomodo la creación de nuevos órganos". No en vano, defiende que los más de 50.000 metros cuadrados del edificio "se vislumbran generosos para soportar las necesidades que el paso de los años pueda acarrear".

"SOLVENTAR DEFICIENCIAS"

En cuanto a las quejas sobre la distribución de espacios y ubicación de ciertas dependencias, el presidente de la Audiencia afirma que "hay que reconocer que algunas se hallan fundadas, especialmente las procedentes de los juzgados de lo Social, donde los funcionarios comparten espacios reducidos, deficiencias que se tratarán de solventar en la medida de lo posible".

Al hilo de ello, comenta que "estas disfunciones no dejan de ser comprensibles", puesto que "el reparto de espacios ante la ingente cantidad de órganos judiciales que se han trasladado está forzosamente mediatizado por la propia configuración del edificio, lo que lógicamente supedita las distribuciones".

Según argumenta, "es imposible que todos los órganos tengan idéntica superficie, como es impensable que todos tengan la misma orientación espacial y similar luminosidad", de forma que remarca que "hay salas de justicia o despachos mejores y peores, unos más grandes y otros más pequeños". "Todo esto es también debido en buena medida a la propia concepción del edificio, pensado para la implantación de la nueva oficina judicial", sostiene el magistrado.

LA INFORMATIZACIÓN

En otro orden de cosas, Sánchez Zamorano declara que "la informatización de la Administración de Justicia es un camino que ya no tiene retorno", por lo que subraya que "no se puede pretender que el ámbito de los tribunales sea una excepción cuando otros sectores de la Administración llevan años informatizados y con la firma digital implantada".

Al respecto, apunta que el llamado 'papel cero' es "una forma gráfica de denominar al 'expediente digital procesal', que ya progresivamente se instaura en los diversos órganos y órdenes jurisdiccionales". Se comenzó por su implantación en los juzgados de Primera Instancia, tras su andadura como experiencia piloto en dos de ellos, si bien destaca que "actualmente, salvadas las incidencia lógicas de algo que aún resulta novedoso, funciona razonablemente bien en Córdoba y provincia".

No obstante, adelanta que en los próximos meses "se va a dar un nuevo impulso al expediente digital con un sistema más avanzado que permita la remisión del expediente digital entre órganos judiciales, incluida su elevación a la Audiencia Provincial", todo ello "sin necesidad de generar discos -CD o DVD- con el problema de localización de documentos y actos judiciales cuando se trata de expedientes voluminosos".

Así, dice que le consta que la partida económica que la Consejería de Justicia e Interior de la Junta tiene prevista es "muy relevante". "Indudablemente cualquier avance en materia de informática tiene que ir acompañado de una permanente formación y actualización de quienes van a trabajar con el expediente digital", razona.

Mientras, aclara que "la plena implantación del expediente digital en el ámbito de la justicia es más complicado que en cualquier otra esfera de la administración", dado que "son muchas las partes intervinientes, además de la presencia de letrados, procuradores, testigos y peritos", algo que, a su juicio, "entraña una dificultad añadida".

Asimismo, cita los atestados policiales, donde ya llevan "varios meses en los que se van remitiendo telemáticamente, aunque todavía conviviendo con la fórmula tradicional, es decir, la presentación por escrito".

En lo referente a 'Lexnet', el presidente indica que "la situación, salvo excepciones, está consolidada, no presentando grandes dificultades, siendo el mismo una herramienta de gran utilidad y eficacia", aunque ve "necesario que se extienda también a otras esferas de la Administración de Justicia".

Como ejemplo, detalla que en septiembre de 2017 se registraron en Córdoba y provincia un total de 51.456 escritos iniciadores -demandas civiles- y 261.924 de trámite. Y lo mismo ocurre con la firma digital, pues a esa fecha, por parte de jueces y letrados de la Administración de Justicia, se generaron 1.372.357 firmas en ese formato.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.