La nieve complicó durante todo este domingo la circulación por las carreteras españolas y obligó a cortar la autopista R-4 y la autovía A-4, que ya habían sido reabiertas al tráfico, aunque por la tarde había 24 carreteras cortadas y en 97 más era obligatorio el uso de cadenas.

Según informó la DGT, la situación era muy complicada en las carreteras españolas, con más de 240 vías afectadas por la nieve y en cuatro carreteras principales el nivel es amarillo, lo que significa que está prohibida la circulación de camiones.

Se trataba de la AP-6 en Madrid y Ávila en el tramo comprendido entre Adanero y Guadarrama, en la A-1 en Segovia entre Las Rades y Honrubia, la AP-51 en Villacastín (Segovia) y la AP-61 entre San Rafael y Segovia.

Este domingo por la tarde, la nieve obligó al cierre de varias carreteras: en Teruel la TV-8002 en Escorihuela, en Girona en la GIV-4016 en Toses y en Almería la A-1178 en Las Menas.

La DGT pidió "una dosis extra de precaución al volante" y consultar el estado de las carreteras si se va a coger el coche.

A primera hora de este domingo por la tarde, la nieve había obligado a cerrar los 52 kilómetros de la autopista R4 entre Pinto (Madrid) y Dosbarrios (Toledo), así como la autovía A4 entre los kilómetros 122 y 66, en la provincia de Toledo, en sentido Madrid, para evitar que el tráfico se bloquee a su paso por Ocaña. Posteriormente ambas carreteras han sido reabiertas.

En Madrid, la Guardia Civil había reabierto también el puerto de Navacerrada cuyas carreteras se han limpiado de nieve, pero había cortes intermitentes tanto en este puerto como en el de Cotos.

Entre Asturias y León

A primera hora de este domingo por la mañana estuvo cortada al tráfico la autopista del Huerna, entre Asturias y León, aunque posteriormente se permitió la circulación de turismos y autocares con neumáticos de invierno y por la tarde se abrió para los camiones.

La nieve dificultó durante todo el día el tráfico en Castilla La Mancha. De hecho, alrededor de quince vehículos quedaron atrapados por la nieve en la carretera GU-115, a la altura de la localidad de Ledanca (Guadalajara), según informó el servicio de emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

Durante todo el día, Protección Civil recpomendó evitar los desplazamientos por carretera ante las nevadas previstas para este lunes en gran parte de la península, sobre todo en el norte y el centro, incluida la Comunidad de Madrid, donde se aconseja usar el transporte público para acudir mañana a trabajar.

La previsión para el lunes es que las cotas de nieve se mantengan entre los 600 y 800 metros, con gran probabilidad de nevadas en el interior y el nordeste de la península.

También problemas en el tren

La acumulación de hielo en los sistemas de rodamiento obligó este domingo por la tarde al trasbordo de todo el pasaje del tren Alvia Gijón-Madrid-Alicante a otro convoy en la estación de León, han informado fuentes de Renfe.

El tren había partido de Gijón a las 14.20 y tenía prevista su llegada a Madrid a las 20.51 y a Alicante a las 23.01 horas.

Pocos minutos antes de las 17.00 horas, el interventor del tren avisó a los pasajeros de que debían trasbordar en León por la acumulación de hielo en los sistemas de rodamiento debido a las bajas temperaturas registradas en los últimos días en el noroeste peninsular.

A su llegada a León, sobre las 17.10 horas, los pasajeros pasaron a otro convoy en el que continuaron el trayecto hasta sus respectivos destinos.

Por su parte, las líneas del AVE entre Madrid y Barcelona y entre Madrid y Sevilla se vieron afectadas por el frío y la nieve, lo que obligó a los trenes a bajar la velocidad a 160 kilómetros por hora en algunos de sus tramos, generando alguna demora.