El fiscal atribuye un delito de apropiación indebida a este promotor "reincidente", al que ya le consta otra sentencia firme por hechos similares, y solicita también para él una multa de 6.750 euros.

Los hechos se remontan a marzo de 2007, cuando el acusado en condición de representante legal de una promotora, firmó con un particular un contrato privado de compraventa de una vivienda en construcción situada en la calle Hospital de Santa Ana de la capital.

En el contrato se estipuló que el precio ascendía a 286.246 euros y la víctima le entregó por varias vías un total de 83.373 euros, con la previsión de que el resto se lo abonaría cuando se firmara la escritura pública de compraventa, según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press.

La sociedad promotora no constituyó el preceptivo aval ni se otorgaron las escrituras públicas de la vivienda en el plazo de 18 meses que estipula la ley.

Así, el acusado, "motivado por un evidente propósito de enriquecerse" según el fiscal, no usó el dinero recibido del comprador para la construcción de la vivienda y tampoco se lo devolvió, sino que optó por quedárselo. El juicio contra él se celebrará el próximo 7 y 8 de febrero en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.