Los empleados de la empresa de conservas Miau-Bernardo Alfageme de Vigo encontraron ayer 500 kilos de cocaína escondidos en un contenedor de pescado procedente de Ecuador. El contenedor, según comentaron los propios trabajadores al denunciar el caso a la Policía, se hallaba almacenado en una nave que la compañía posee en terrenos de dominio portuario, en la zona de Bouzas. Según confirmaron fuentes policiales, la droga apareció cuando los trabajadores abrieron el contenedor para utilizar el pescado recibido de Ecuador destinado a conservas. Al lugar de los hechos se trasladó una comisión judicial y efectivos de la Guardia Civil del Puerto. Hace menos de un mes aparecieron en un contenedor procedente de Perú otros 150 kilos de cocaína.