La Ertzaintza tuvo conocimiento hace varias semanas, gracias a la colaboración ciudadana, de que en un bar situado en la localidad de Villabona se estaba traficando con drogas.

Los agentes entraron el pasado viernes por la tarde en el local y, tras identificar al propietario, efectuaron un registro en el interior donde localizaron diversas bolsas que contenían 36 gramos de cocaína y 16 gramos de speed, así como 1.412 euros, presumiblemente procedentes de la venta de drogas.

Ante estos hechos, los ertzainas procedieron a la detención del dueño del establecimiento por un presunto delito de tráfico de drogas y a su traslado a las dependencias policiales. El arrestado pasó este sábado a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Tolosa.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.