Ayer se sacó a concurso la explotación del nuevo Club Náutico. El consejero municipal de Presidencia, Fernando Gimeno, explicó que la empresa elegida tendrá acreditada «experiencia en actividades náuticas» y que «el objetivo es que los ciudadanos puedan coger un barco y pasear por las orillas del Ebro» a la altura del nuevo Club Náutico, donde podrán atracar las barcas. La empresa adjudicataria tendrá un contrato de 40 años y deberá abonar un canon de 2,5 millones, más 12.000 euros al año.