Según informan los Mossos este sábado en un comunicado, la investigación empezó en noviembre cuando los agentes detectaron que los responsables de una empresa de compravenda de vehículos adquirían coches de renting o provenientes de subastas con una antigüedad inferior a los cuatro años.

Los detenidos manipulaban el cuentakilómetros y los rebajaban de kilómetros para poder conseguir más beneficio de la venta, de hecho en uno de los vehículos los detenidos rebajaron más de 160.000 kilómetros.

En total, la suma de kilómetros minorados de los 42 coches que se han podidos constatar asciende cerca de cuatro millones y se calcula que los detenidos obtenían un beneficio de 2.5000 euros por cada vehículo manipulado.

Más allá de la manipulación del cuentakilómetros, los Mossos comprobaron que el modus operandi de los detenidos incluía también la falsificación del contrato de compravenda y de la carta de garantía que entregan a sus clientes, en los cuales constaba el número de kilómetros manipulado.

Los agentes han podido localizar hasta el momento 19 personas estafadas y no descartan poder ampliar el numero de afectados.

Los detenidos quedaron en libertad después de declarar en la comisaría con el compromiso de presentarse cuando sean requeridos ante el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Tarragona que instruye el caso.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.