La huelga que desde la semana pasada venía causando retrasos y aglomeraciones en el metro y tranvía llegó ayer a su fin. El conseller de Transportes, Mario Flores, dijo en persona a los sindicatos que si la desconvocaban, se reuniría con ellos. Éstos aceptaron y Flores se sentará con ellos el jueves que viene para explicarles cómo se harán las privatizaciones. La huelga de Renfe para hoy también se canceló.