Se da la circunstancia de que este hombre ya fue detenido hace tan sólo dos meses por idéntico motivo, según han informado este sábado a Europa Press fuentes municipales.

En concreto, los hechos se produjeron el pasado lunes a primera hora de la tarde, cuando se recibió una llamada en el 092 indicando que en la calle Capricornio tenían retenido al presunto autor de robar en un quiosco allí ubicado.

Una patrulla enviada al lugar localizó al denunciado rodeado de numerosas personas, entre ellas, el vendedor que se encontraba en ese momento regentando el quiosco, quien le explicó a los agentes que, minutos antes, el denunciado se identificó mostrándole una cartera con una placa, diciendo que era policía y que iba hacer un registro porque allí se vendía tabaco de contrabando.

Al entrar en el establecimiento, el denunciado presuntamente aprovechó para cogerle el teléfono móvil y salir corriendo, si bien fue seguido por el denunciante y otros ciudadanos que consiguieron darle alcance y avisar a la Policía Local.

Estos hechos fueron corroborados por varios testigos, así como por la propietaria del quiosco, que llegó al lugar tras ser avisada por el trabajador, y que explicó que le solicitó una orden judicial al falso agente, momento en que cogió el móvil y salió a correr.

La Policía Local procedió a la detención del presunto autor de sustraer el móvil e identificarse como agente de policía. Tras ser plenamente identificado e intervenirle la cartera que utilizaba para aparentar ser agente, y que contenía una placa metálica dorada y roja con el escudo de la Casa Real, quedó en libertad, y fue informado de la puesta en conocimiento judicial de lo sucedido.

El denunciante ha recuperado su teléfono y ha sido asimismo informado por la Policía Local, tanto él como los testigos, de los pasos a seguir para formalizar la denuncia de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.