Fueron los cuatro adolescentes víctimas del robo, de entre 12 y 15 años, los que alertaron al personal de seguridad del centro comercial, quienes a su vez requirieron a una patrulla policial que realizaba labores de prevención en los alrededores, según informó la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Los chicos narraron a los agentes cómo un hombre y una mujer se aproximaron y tras amenazarles y golpear a uno de ellos sustrajeron sus teléfonos móviles, dos altavoces portátiles y una cartera con documentación y dinero en efectivo.

Así, con las características físicas facilitadas por las víctimas, los agentes llevaron a cabo una búsqueda en los alrededores hasta localizar en un descampado a los presuntos autores, que fueron detenidos por un delito de robo con violencia.

En el cacheo de seguridad practicado los agentes pudieron recuperar todos los objetos sustraídos, que fueron devueltos a los menores de edad y legítimos propietarios.

La arrestada resultó ser una menor de 17 años, por lo que todos los hechos fueron puestos en conocimiento de la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, a quien fue remitido el correspondiente atestado policial.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.