Este mismo mes también se tuvo conocimiento de que otro bebé en Euskadi había sido atendido en diciembre en el hospital de Cruces afectado por una gastroenteritis por Salmonella. El lactante había consumido leche de la marca Damira, perteneciente al grupo Lactalis.

Osakidetza ha explicado que el pasado 12 de diciembre, tras la alerta remitida por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a todas las comunidades autónomas y siguiendo el procedimiento habitual en estos casos, se procedió en Euskadi a la inmovilización de la leche maternizada fabricada por el grupo francés.

Por último, ha indicado que el Departamento de Salud y Osakidetza mantiene una vigilancia epidemiológica activa y exhaustiva de todos los casos sospechosos que puedan presentarse.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.