Entre las carreteras intransitables debido a la nieve o el hielo se encuentran la A-67, cortada en la provincia de Cantabria durante 40 kilómetros, la A-395, en Granada, entre los kilómetros 32 y 39, y la A-15, entre los kilómetros 113 y 140, en Berasategui (Guipúzcoa), según la información proporcionada por la Dirección General de Tráfico (DGT) a primera hora de la noche.

En la red secundaria de carreteras, una treintena de vías de al menos siete comunidades autónomas se encuentran cortadas al tráfico y en otras sesenta es necesario el uso de cadenas o está restringido el tráfico para camiones, articulados o autobuses.

CANTABRIA, ASTURIAS Y CASTILLA Y LEÓN

Las regiones más afectadas son las del norte peninsular, con Cantabria, Asturias, Euskadi y Castilla y León a la cabeza. Así, en Cantabria, seis carreteras están intransitables, entre ellas la A-67, cortada para ambos sentidos entre los kilómetros 117 y 157, y en otras seis es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno y está prohibido el tránsito a vehículos pesados.

Además, se encuentran cerrados al tráfico los puertos de montaña de Lunada (CA-643), Estacas de Trueba (CA-631), La Sía (CA-665) y Palombera (CA-280) y es preciso utilizar cadenas en otros cuatro, al igual que en otros tramos de diversas carreteras.

En Asturias, 15 carreteras necesitan uso imprescindible de cadenas, y la carretera AS-348 está cortada para ambos sentidos entre los kilómetros 6 y 20.

En Castilla y León, trece carreteras están intransitables y en otras 25 es obligatorio el uso de cadenas. Entre ellas, en la provincia burgalesa hay cinco carreteras cortadas; en León, cuatro y otras dieciocho necesitan uso imprescindible de cadenas o neumáticos de invierno. La AP-1 se encuentra "transitable con precaución".

En Euskadi, la A-15, entre los kilómetros 113 y 140, en Berasategui (Guipúzcoa), está cerrada al tráfico por la acumulación de nieve.

Consulta aquí más noticias de Granada.