Las sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, prohíbe además a A.B.G. acercarse a la menor durante un periodo de siete años, le inhabilita el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y obliga al pago de la mitad de las costas procesales, mientras declara el resto de oficio.

Los hechos se remontan a 2014, cuando el condenado mantenía una relación sentimental con la abuela de la menor, de nacionalidad brasileña, que se encontraba a su cargo debido a que su madre no se ocupaba de ella por haber estado ingresada en prisión y trabajar en bares de alterne.

La mujer acudió con su nieta en varias ocasiones al domicilio de A.B.G. en Villasur de los Herreros (Burgos), donde éste aprovechaba las ausencias de su pareja "para tocarle y acariciarle sus partes íntimas, mostrándose desnudo ante ella, pasándole el pene por la cara y otras partes del cuerpo, con intención libidinosa, a lo que la menor se resistía", según apunta como hechos probados la sentencia.

Cuando la menor relató a la abuela lo que sucedía, ésta recriminó su actitud, al tiempo que la golpeó y amenazó para que no lo volviese a hacer, si bien la denuncia no se presentó hasta tiempo después, cuando la abuela perdió la custodia de la menor y ésta contó a sus nuevos tutores lo que había sucedido.

Ante esta sentencia cabe recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en un plazo de cinco días desde su notificación.

Consulta aquí más noticias de Burgos.