Sarrión, quien se ha desplazado hasta la localidad burgalesa para reunirse con los representantes del comité de empresa de la firma, ha destacado la necesidad de "plantar cara" a la empresa "porque no se puede tratar a los trabajadores como una pieza de recambio".

En este sentido, se ha comprometido a defender todos y cada uno de los puestos de trabajo de la fábrica mirandesa y trasladar la problemática a las Cortes de Castilla y León, el Congreso de los Diputados y la Unión Europea.

José Sarrión ha adelantado que, a través de la representación de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, se registrará un conjunto de medidas preguntando a la Comisión Europea si investigará si existe un cumplimiento de la Directiva sobre la obligatoriedad de informar y consultar a los trabajadores de la evolución reciente y probable de las actividades de la empresa y de su situación económica y si Siemens Gamesa ha mantenido una política de desinformación e incertidumbre en otras fábricas como estrategia de negociación.

Por otro lado, el coordinador de Izquierda Unida en Castilla y León ha defendido un desarrollo económico que no dependa de las grandes empresas multinacionales, ya que, según ha dicho, "implica una falta de control público sobre la riqueza y estar en manos de tiburones especuladores".

Ante esta posibilidad, José Sarrión ha apostado por la defensa de un empleo no deslocalizable y que "no deje tirados a los trabajadores".

Consulta aquí más noticias de Burgos.