En un comunicado, afirma que éste ya promovió una movilización contraria al proyecto "para que desista de la iniciativa" cuando era candidato a la Alcaldía y que ahora "se reactiva la movilización, cuando se solicito la ejecución provisional de la sentencia y el Ayuntamiento se ve obligado a otorgar la licencia, una circunstancia que sólo la corporación podía conocer".

Defiende que la actividad que va a poner en funcionamiento en el número 46 de la avenida de la Constitución "no es un tanatorio, sino una sala de duelos", como señala que consta en las licencias de apertura y de obras y considera que el uso de la palabra "tanatorio es para confundir a los vecinos", ya que "no hay actividad compleja de inhumación de cadáveres".

Dice que su proyecto, "anterior al del Ayuntamiento", se encuentra "fuera del conjunto histórico", por lo que "no está ubicada en el centro del pueblo, rodeada de viviendas y comercios y junto a un colegio", asegurando que se ubica a cien metros del centro educativo, que además tiene "un muro que le impide la visión de la calle".

Asimismo, subraya que existen a su favor tres sentencias del Contencioso-Administrativo, dos firmes y una recurrida, y agrega que "en la última sentencia se ha condenado al Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía por desviación de poder".

El comunicado añade que "al rechazar los servicios de 'consultoría' que se le ofrecen es cuando comienzan las dificultades para poner en marcha el negocio proyectado", añadiendo que, paralelamente, el Ayuntamiento entonces "promueve una movilización contraria al proyecto, para que desista de la iniciativa".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.