Según la Policía Local, se ha finalizado el atestado instruido en el accidente ocurrido el sábado 27 de enero, en el que el conductor colisionó contra el paredón del Monasterio de Santo Tomás.

Tras el accidente se llevaron a cabo las investigaciones necesarias, que han conducido a la puesta a disposición judicial de esta persona, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, ya que conducía el vehículo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Además, se le imputa otro por conducción temeraria con grave desprecio a la vida de los demás.

El conductor, que responde a las iniciales de A.L.A, vecino de Ávila, de 19 años, había participado en una pelea tumultuaria en una discoteca, y era perseguido por la Policía. Otros cinco jóvenes fueron detenidos por haber participado también en esa pelea en la madrugada del pasado sábado.

Consulta aquí más noticias de Ávila.