Alternativa Universitaria presentó ayer 1.146 firmas al rector para que recapacite y no cierre casi todas las dependencias que pertenecen a la Universidad en Valladolid durante la próxima semana. El rector tomó esta medida para intentar reducir gastos.