Atropello masivo en Londres
Cordón policial cerca de Finsbury Park, en Londres, donde un vehículo ha atropellado a varias personas en las inmediaciones de una mezquita, en la noche de este domingo. Facundo Arrizabalaga / EFE

El británico Darren Osborne, que el pasado 19 de junio arrolló con una furgoneta a un grupo de musulmanes cerca de una mezquita de Londres, fue condenado este viernes a cadena perpetua por un tribunal londinense.

Al anunciar la sentencia, la jueza Bobbie Cheema-Grubb, de la Corte de Woolwich, estableció además que deberán pasar al menos 43 años para que esta pena de cárcel pueda revisarse. Tras un juicio de nueve días, en una audiencia celebrada el jueves, Osborne, de 48 años, fue declarado culpable por un jurado de ocho mujeres y cuatro hombres por los cargos de asesinato e intento de asesinato.

La magistrada Cheema-Grubb consideró que el imputado planeó "una misión suicida" y había anticipado "morir a tiros" de los agentes, además de referirse a lo ocurrido como "un atentado terrorista con la intención de matar".

Durante el proceso judicial la fiscalía expuso que el acusado, descrito por su esposa como un "alcohólico funcional" de "temperamento impredecible", se había radicalizado con ideas de extrema derecha en las semanas previas al ataque.

Osborne, padre de cuatro hijos y desempleado, se había radicalizado tras leer material político en internet y después de ver un programa de la cadena BBC sobre una red de explotación infantil en Manchester (Inglaterra) en la que varios de sus integrantes eran de origen paquistaní, según detalló su esposa.

A las 00.15 horas del 19 de junio, el agresor embistió con su furgoneta a un grupo de fieles musulmanes que había terminado los rezos del Ramadán. El hombre que falleció en el ataque se había desplomado en el suelo minutos antes del atropello y estaba siendo atendido por otras personas, algunas de las cuales resultaron heridas.